Enfermo de cáncer de Lepe no puede recibir su tratamiento mensual de quimio por falta de camas en el Juan Ramón Jiménez

La familia asegura que han tenido que regresar a casa desde dicho centro hospitalario de la capital onubense a pesar de que tenían cita concertada desde el mes pasado, y de que el paciente contaba con todas las analíticas previas realizadas y con resultado favorable para ello, incluida una PCR

Un enfermo de cáncer de Lepe de 58 años de edad, que padece un linfoma, no ha podido iniciar este martes la sesión de quimioterapia para la que tenía cita en el Área de Oncología del Hospital Juan Ramón Jiménez de Huelva «por falta de camas» en dicho centro sanitario.

Así lo ha denunciado a HuelvaCosta.com su mujer, Bella Romero (55 años), quien ha precisado que por tal motivo, se han tenido que venir de vuelta a Lepe desde el hospital sin poder iniciar su marido la sesión mensual de dicho tratamiento, a pesar de que tenían la cita ya concertada desde el mes pasado, y de que contaba con todas las analíticas previas, incluida una PCR, favorables para ello.

Publicidad.

Romero señala que su marido viene recibiendo mensualmente, desde el pasado febrero, dicho tratamiento de quimioterapia contra el cáncer que padece, para lo cual tiene que permanecer ingresado entre cuatro y cinco días cada mes, pero esta vez «nos hemos tenido que venir de vuelta sin recibir la sesión», por lo que en estos momentos «estamos a la espera de que nos llamen cuando haya cama disponible en el hospital».

Igualmente asegura que, desde el pasado mes de febrero «es la segunda vez que nos pasa algo así», a lo que añade que este mismo martes, estando ella y su marido allí, «le ha sucedido lo mismo a una menor de 15 años» que padece un linfoma como el de su marido, e igualmente «se ha tenido que volver a su casa sin iniciar la sesión de quimio por falta de cama».

Para Bella Romero el problema es que «no hay camas suficientes en dicha área hospitalaria para atender los numerosos casos de cáncer que existen en la provincia de Huelva», de lo cual no responsabiliza a los sanitarios, sino a la administración y gestión del hospital onubense.    

Esta familia lepera asegura por otra parte que quieren hacer pública su queja «no con el ánimo de generar polémica», sino «para que alguien haga algo y adopte las medidas necesarias para que no vuelva a sucedernos algo así ni a nosotros, ni a ningún otro enfermo de cáncer de la provincia de Huelva».

Bella Romero