Club Kumgang Taekwondo Cartaya: 40 años al servicio del taekwondo

Cuarenta años han pasado ya desde que el deportista cartayero José Abreu Florencio decidiera, con sólo 22 años, poner en marcha un proyecto que, sin presumirlo entonces, iba a marcar su vida: el Club Kumgang Taekwondo de Cartaya, pionero en esta disciplina en la provincia de Huelva, y uno de los más laureados.

Cuarenta años han pasado ya desde que el deportista cartayero José Abreu Florencio decidiera, con sólo 22 años, poner en marcha un proyecto que, sin presumirlo entonces, iba a marcar su vida: el Club Kumgang Taekwondo de Cartaya, pionero en esta disciplina en la provincia de Huelva, y uno de los más laureados.

Publicidad.

Toda una institución no sólo a nivel provincial, sino también nacional y hasta incluso internacional, por el que han pasado representantes de varias generaciones de cartayeros, y que hace unos días celebró su 40 Aniversario por todo lo alto, con una concentración en la que se dieron cita el pasado, el presente y el futuro de la entidad, y que tuvo lugar en el polideportivo del Complejo Deportivo de Cartaya con la asistencia de cientos de personas.

Una concentración que el Kumgang organiza de forma anual, pero que en esta ocasión ha estado claramente marcada por los cuarenta años del Club.

En la misma la entidad premió a sus deportistas de la temporada 2021/22: Youssef Nouijah en cat6egoría infantil; Pablo Díaz en cadete y Ángel de la Cruz en sénior. Pero sin duda el premio más grande fue para su verdadera ‘Alma Máter’, su maestro, el incombustible José Abreu, a quien sus alumnos de ayer y de ahora sorprendieron con un homenaje totalmente inesperado para el veterano deportista cartayero, quien una vez repuesto del emocionante momento ha señalado en las redes sociales del club: “quiero agradecer a todos mis alumnos y alumnas el enorme regalo que me habéis hecho hoy, ha sido la mayor sorpresa de mi vida, ha sido un enorme honor el teneros como alumnos y amigos. Ha sido un gran día, muchas gracias a todas y todos”.

Formaron parte del inesperado homenaje sus alumnos de todos los tiempos, que no quisieron perderse el momento más emocionante, seguramente, de su carrera deportiva.

José Abreu Florencio es, entre otras muchas cosas, entrenador nacional de taekwondo desde 1987, perteneciendo a la primera generación de maestros de esta disciplina deportiva de nuestro país; además de juez internacional de técnicas y pumses de taekwondo. En su haber también cuenta con los máximos grados de Cinturón Negro.

Pero para Abreu lo más importante no es lo que él posee, sino lo que ha conseguido su club en todos estos años gracias al esfuerzo de muchas personas, pero sobre todo de sus alumnos. En este sentido el Kumgang cuenta con un brillante palmarés deportivo, con cientos de títulos y medallas a nivel provincial, regional, nacional e internacional, además de la Medalla de Oro de la Villa de Cartaya que le otorgó el Ayuntamiento de esta localidad en el año 2007 con motivo de su 25 aniversario; varias menciones especiales en la gala del deporte de esta localidad; una Medalla de Bronce al Mérito Deportivo en 2010 de la Federación Española de Taekwondo; y con varios deportistas premiados por la Diputación de Huelva en su gala anual de los Premios del Deporte, como es el caso de Rosa Mª Casanueva, Juan Manuel Ramírez y Gonzalo García.

Reproducimos a continuación algunas de las preguntas y respuestas de José Abreu a esta redacción en 2012, con motivo del 30 Aniversario de la entidad:

¿Cómo se inició tu relación con el deporte?

Mi amor por el deporte nace en mis primeros años de adolescencia. En el colegio mi asignatura favorita fue siempre la gimnasia. El primer deporte que practiqué de forma regular fue el baloncesto. Pero a mediados de los 70 decidí practicar un deporte totalmente nuevo en nuestro país como es el taekwondo. Un arte marcial con más de 2000 años de antigüedad introducido en Andalucía por los coreanos que entonces venían a España motivados por la inmigración.

¿Cómo te formaste en una disciplina tan novedosa?

Empecé mi aprendizaje en Huelva a las órdenes del maestro coreano Yoon Wan Keun. Posteriormente todo fueron cursos, seminarios, competiciones y exámenes por todo el país, sobre todo por ciudades como Barcelona, Valencia, Bilbao o Madrid, donde estuve un año formándome en el club de taekwondo Ming. Entonces el taekwondo estaba asociado a la federación española de judo y todo estaba más centralizado. No obstante, a mediados de los 80 teníamos ya nuestra propia Federación Española de Taekwondo, a cuya asamblea pertenecí 3 años, además de 12 como delegado provincial para Huelva de la también recién constituida Federación Andaluza de Taekwondo.

¿Cómo nació el club Kumgang?

Nació de forma oficial en 1982, cuando en Cartaya no había ningún centro donde se impartiese formación física. Ni tan siquiera existía aún el Patronato Municipal de Deportes tal y como lo conocemos hoy. Además, los chavales sólo practicaban de forma casi exclusiva fútbol y voleibol. En definitiva, el Kumgang fue el primer centro deportivo de Cartaya donde se practicó taekwondo y gimnasia de forma ordenada y planificada para el público en general.

¿Se cumplió entonces tu sueño?

Desde el principio mi ilusión fue tener una escuela con muchos cinturones negros y deportistas de nivel. Para conseguirlo es imprescindible la formación de los más jóvenes. Así, los niños siempre han tenido un trato especial en nuestro club ya que el aprendizaje del taekwondo requiere mucho tiempo. A partir de ahí los resultados deportivos no se hicieron esperar y hemos contado con excelentes deportistas como Juan Manuel Ramírez, Paco Marañón, Juan Manuel Teresa, Rosa María Casanueva, Francisco Jesús Díaz, Antonio Peña, José Romero, Antonio Vázquez, Erica Reyes, José Javier Reyes o Pedro Jurado. También hemos formado a 50 árbitros regionales y nacionales y contamos con 35 cinturones negros desde 1º hasta 4º Dan.

30 años dan para mucho… ¿cuáles son tus mejores recuerdos?

Es muy difícil porque son muchísimos los momentos buenos que recuerdo. Pero si me tengo que quedar con algo es ese instante en que un deportista del club consigue un título, medalla o triunfo deportivo importante en cualquier competición, ya sea de carácter provincial, regional, nacional o internacional. 

Después de 30 años, ¿qué es para ti lo más importante?

Que han pasado por el club numerosos jóvenes de Cartaya y otras poblaciones, a los que hemos formado en aspectos tan importantes como el compañerismo, el juego limpio y los hábitos saludables. Con el paso de los años el club se ha ido adaptando a las nuevas tendencias del deporte como medio de salud y estética, aunque sin dejar abandonar sus principios básicos, tan importantes en los tiempos que corren, como son la honestidad, la disciplina, el trabajo y el respeto. También es muy importante haber conseguido que los alumnos del club sean ahora mejores personas gracias al deporte.