Cartaya: una bebé de 3 meses «pierde el conocimiento y la respiración» tras recibir un balonazo en la cara en la Plaza Redonda

La bebé estaba en brazos de su madre cuando recibió el impacto del balón, y tuvo que ser trasladada a un centro hospitalario con un “traumatismo en la cabeza”

Una bebé con tres meses de edad ha tenido que ser trasladada este jueves a un centro hospitalario tras sufrir en la Plaza Redonda de Cartaya un balonazo en la cara por el que “durante unos segundos ha perdido el conocimiento, y después la respiración”, y por el que ha sufrido un “traumatismo en la cabeza”.

Así lo ha señalado bastante indignada en su perfil de Facebook una vecina de Cartaya, y madre de la propia bebé afectada por el incidente, quien ha relatado que los hechos se han producido sobre las 18.00 horas de este jueves en la Plaza redonda de dicha localidad costera, mientras “estaba tomando café con mi hija de tres meses en los brazos y le han dado un balonazo en la cara”.

“Tal ha sido el golpe -prosigue- que durante unos segundos ha perdido el conocimiento y después la respiración”, por lo que afirma que “esto es algo que no se puede aguantar, y llegare a donde haga falta llegar para que no vuelva a suceder”.

La bebé tuvo que ser trasladada a un centro hospitalario, según reza el parte médico, por un “traumatismo en cabeza con pelota”.

La madre de la bebé afirma por otra parte que se siente “impotente” ya que “esto es algo indignante lo que tenemos que aguantar en este pueblo”.

“Que tenga que estar en una cafetería y tener que aguantar que le den semejante golpe a un bebé de tres meses”, prosigue, para preguntarse a continuación “¿hay derecho a esto?, ¿todo vale con decir que son niños?, ¿y los padres donde narices están?, que hay algunos niños que ya no son tan niños hombre!”.

En este punto hay que destacar que la Plaza Redonda de Cartaya es una zona peatonal destinada al paseo y al tránsito de peatones, y que numerosos vecinos de la localidad llevan ya varios años quejándose y protestando por los juegos con pelota que algunos niños practican en la misma, así como por la frecuente circulación de bicicletas y otros vehículos con total impunidad, por lo que ya se han producido otros incidentes similares como balonazos a atropellos de personas mayores, las cuales han resultado con heridas de diversa consideración.

La vecina de Cartaya cuya bebé ha resultado afectada por el balonazo este jueves también lamenta que “han tenido la poca vergüenza, y la mala sangre, de ni acercarse a interesarse por mi hija” (en alusión a los autores del balonazo).

“La plaza no es un corral de cabras para que los soltéis como si fuesen bestias por domar”, afirma esta madre cartayera refiriéndose a los padres que permiten a sus hijos jugar a la pelota en este espacio público, a los que incluso indica que “tanto se está protegiendo ahora a los niños, que encima no se les puede ni llamar la atención porque de seguida están los padres para defender lo indefendible”. “Pues dejad que os diga que estáis criando a gente sin vergüenza, sin sentido común, sin saber convivir con la sociedad y sin ningún tipo de moral, dejadme que os diga que no les estáis ayudando en nada…”, les espeta.

Finalmente pone el acento en que varios testigos de los hechos “llamaron a la policía y todavía estamos esperando que se presenten, desde las 6 de la tarde que pasó. No sé sus razones pero si los hechos”, para concluir señalando que “llegaré a donde tenga que llegar, no hay derecho a esto…”.

Plaza redonda de Cartaya
Parte médico que la madre afectada por el incidente ha publicado en su perfil de facebook