Un club de futbol de Vila Real pide ayuda para el joven luso brutalmente agredido en Ayamonte

João Pedro (25 años), fue objeto el pasado 14 de noviembre de una brutal paliza en las inmediaciones de un local de ocio del polígono La Escarbada de Ayamonte, como consecuencia de la cual actualmente no puede hacer nada de forma autónoma

El club de fútbol Lusitano FC VRSA, del concejo de Vila Real de Santo António (Portugal), que juega en las categorías regionales de la región del Algarve, ha promovido una recaudación de fondos para ayudar al joven luso brutalmente agredido el pasado 14 de noviembre en Ayamonte, con el objeto de financiar su traslado y tratamiento en una clínica de Sevilla.

João Pedro, de 25 años, fue agredido en las inmediaciones de un local de ocio de la calle Ribera del Guadiana, en el polígono industrial La Escarbada de Ayamonte, muy cerca de la frontera con Portugal.

Publicidad.

Como consecuencia de dicha agresión, presuntamente cometida por tres jóvenes españoles que fueron detenidos varios días después en Ayamonte, según informó la Comandancia de la Guardia Civil de Huelva, el joven portugués sufrió un traumatismo craneoencefálico grave y un derrame cerebral isquémico, entre otras lesiones, que lo dejaron en coma. Y aunque posteriormente ha recuperado la consciencia, solo ha sido de forma mínima ya que «necesita ayuda para todo, no hace nada autónomamente», según indica en sus redes sociales oficiales el club que promueve la iniciativa.

Imagen del joven portugués junto a una de las camisetas que sortea el club de Vila Real de Santo António

Desde que fue agredido, João Pedro permanece ingresado en el Hospital Juan Ramón Jiménez de Huelva, estando previsto su traslado de forma inminente a Portugal, concretamente a un centro hospitalario de Faro, aunque según el Lusitano FC VRSA, el objetivo es lograr el dinero necesario no solo para su traslado a una clínica sevillana «que podrá ayudarlo no solo en sus problemas motores, sino también en los cerebrales que le están impidiendo comunicarse e interactuar con quienes le rodean», sino también para el posterior tratamiento de sus lesiones, cuyos costes médicos «ascienden a unos 11.000 euros mensuales» y cuya duración «todavía no conocemos».

«En este momento João Pedro necesita la ayuda de todos los portugueses para volver a ser el chico alegre y de buen humor que fue hasta el pasado 14 de noviembre, así como para volver a hacer cosas simples como sonreír, hablar, caminar, comer y abrazar», afirma el club luso en su petición de ayuda, para añadir justo a continuación que «no podemos dejar que un joven de 25 años se quede acostado en una cama, sin vida y sin poder comunicarse ni hacer nada de forma autónoma».

La campaña fue lanzada el pasado día 3 de enero y, en su marco, además de dos cuentas bancarias en las se pueden realizar aportaciones (PT50 0045 7146 4035 0174 3419 8 y ES50000700000050546244223), los interesados en ayudar a João Pedro también pueden participar en el sorteo de «camisetas de jugadores nacionales e internacionales» logradas por el Lusitano FC VRSA por mediación de su director deportivo.

El club algarvío define en sus redes sociales al agredido, natural y vecino de Monte Gordo (VRSA), como un joven «con una sonrisa hermosa, de mirada cariñosa, con muchos sueños y deseos por hacer realidad, uno de ellos acompañar y participar activamente en el crecimiento de su hija Zahara, de solo 10 meses de edad».

El fútbol portugués se ha volcado hasta el momento con la iniciativa, y ya se rifa hasta una camiseta firmada por Cristiano Ronaldo y donada por el conocido exjugador de fútbol natural de Monte Gordo, Miguel Paixão.

Tres detenidos por la brutal agresión

La brutal agresión tuvo lugar a primera hora de la mañana del domingo, 14 de noviembre, y como consecuencia de la misma el joven luso tuvo que ser ingresado en la UCI del hospital Juan Ramón Jiménez.

Según confirmó entonces a esta redacción el servicio Emergencias 112 Andalucía, los hechos ocurrieron a las 6:50 horas de la mañana, siendo atendido un hombre que se encontraba tirado en el suelo con heridas de arma blanca. Un alertante precisó al Teléfono Único haber sido testigo de una «pelea» en la que habrían estado involucrados varios «muchachos».

Varios días después, el Instituto Armado indicó que las investigaciones llevadas a cabo por la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil en el marco de la operación Sakin, habían dado sus frutos el día 24 de dicho mes, con la detención en una urbanización de Ayamonte de tres personas que en ese preciso momento «estarían haciendo un cambio de domicilio con la intención de eludir la acción de los agentes» ya que en el momento de su detención se encontraban «con el vehículo cargado con sus objetos personales».