Lepe disfruta de su primera procesión en la calle tras el inicio de la pandemia

La salida extraordinaria este sábado de una de las imágenes más veneradas por los Leperos, la de la Virgen de los Dolores, forma parte del programa de actos y cultos que la Hermandad está llevando a cabo durante el presente año 2021 con motivo de su primer centenario fundacional

Con motivo del primer centenario de la constitución de la Ilustre Hermandad y Cofradía del Santísimo Cristo de la Salud, Nuestra Señora de los Dolores, Divino infante Rey pacífico y Santa Cruz de Jerusalén de Lepe, que fue erigida canónicamente en 1921 con la denominación de Hermandad de los Dolores, el municipio costero ha retomado este sábado la normalidad en relación a las salidas procesionales, con un recorrido extraordinario de su titular por las calles más céntricas del municipio.

Publicidad.

Se trata de la primera procesión por la calle que se celebra en Lepe desde el inicio de la actual pandemia de coronavirus en marzo de 2020, y ha sido posible gracias al levantamiento de las restricciones en este sentido adoptado por las autoridades sanitarias, con nuevas medidas que han entrado en vigor esta misma semana, las cuales, aunque con precauciones, permiten la celebración de este tipo de actos.

Esta procesión extraordinaria forma parte del amplio programa de actos y cultos con el que la Hermandad está celebrando a lo largo de todo el presente año 2021 su primer centenario, y entre los que destaca sobre el resto la Solemne y Pontifical Función Principal a la Virgen de los Dolores que se ha oficiado también este sábado, antes de la salida procesional.

La Eucaristía fue oficiada por el obispo de Huelva, Santiago Gómez Sierra, y la salida desde el templo parroquial de Santo Domingo de Guzmán hasta el altar efímero instalado en la confluencia entre las calles Real y Rodrigo Pérez de Acevedo se ha realizado por el camino más corto.

El itinerario de ida para la pontifical partió desde el templo, para recorrer posteriormente la plaza de España, Rodrigo Pérez de Acevedo y Real, donde se celebró la Solemne Eucaristía. Dicho desplazamiento se ha realizado sin cortejo procesional.

Tras la misa, se inició el traslado de vuelta al templo, recorriendo las calles Rodrigo Pérez de Acevedo y plaza de España, antes de entrar de nuevo en el templo.

La actual imagen de la Virgen de los Dolores, que sustituyó a la anterior, llegó a Lepe en el año 1968, siendo la nueva una talla del conocido imaginero Ortega Bru. Posteriormente, en 1989, fue trasladada a Sevilla para ser restaurada en los talleres de Juan Ventura. Se trata de una Virgen que con el paso de todos estos años ha calado muy hondo en la devoción de los vecinos de Lepe, que en cada acto y culto manifiestan masivamente su fervor hacia ella.

Nuestra Señora de los Dolores está tallada en madera de cedro policromada, mide 167 centímetros. Por otra parte su actual paso de palio fue realizado en los talleres de Orfebrería Andaluza por el sevillano Manuel de los Ríos Navarro en 1987. En la actualidad, la nómina de hermanos de esta Hermandad lepera aglutina a 690 hermanos.