Cartaya: ocho meses encerrada en casa por una discapacidad en sus piernas

Debido a su encierro, y por la soledad, Diolinda Concepción (84 años) ha empezado a padecer “problemas cognitivos” que la llevan incluso a “hablar con la televisión”, por lo que su familia, desesperada, ha escrito cartas hasta al presidente de la Junta de Andalucía, de las que no ha recibido respuestas

Se llama Diolinda Concepción Campos (84 años), es de Cartaya, y se ha visto obligada a permanecer encerrada en su casa la friolera de ocho meses. El motivo, la incapacidad que padece en sus piernas, lo que le impide andar y valerse por sí misma; y la falta de respuesta de la Junta de Andalucía a sus demandas.

Así lo ha explicado a HuelvaCosta.com su hija, Rosa María Correa Concepción, quien a pesar de tener una discapacidad reconocida del 46 por ciento por un problema de visión, cuida de su madre junto con otros familiares, labor que compaginan con las tareas de sus respectivos hogares.

Diolinda salió el pasado día 4 de agosto de su casa, después de ocho meses de encierro, para acudir a una cita médica ya que, para poder bajar las escaleras, requiere la ayuda de varias personas con la suficiente fortaleza física y destreza como para bajarla sentada en su silla de ruedas en volandas “con el consiguiente riesgo de caída, y por tanto peligro, para todos”.

Según detalla su hija, a la discapacidad de Diolinda se suma la propiedad de su vivienda, situada en el bloque 6 de la barriada de la Constitución de Cartaya, titularidad de la Junta de Andalucía y con una escalera comunitaria, donde la familia no puede acometer ningún tipo de obra para instalar un ascensor o una silla elevadora sin la autorización del Gobierno andaluz.

El encierro de ocho meses de esta cartayera la ha llevado a contraer hasta “problemas cognitivos” que la llevan incluso a “hablar con la televisión”, lo cual “según su neurólogo está directamente vinculado a tantos meses de encierro y soledad”.

Rosa María Correa considera la situación “completamente indigna e injusta” ya que desde el pasado día 3 de julio la Delegación Territorial de Fomento, Infraestructuras, Ordenación del Territorio, Cultura y Patrimonio Histórico en Huelva –de la que dependen las políticas en materia de Vivienda- “dispone de un informe municipal que alerta de esta situación”, asñi como desde el pasado 9 de julio “el delegado de Vivienda en Huelva dispone de esta información”. Sin embargo, prosigue, hasta la fecha “nadie ha contactado con nosotras”.

discapacidad piernas cartaya
Diolinda Concepción Campos baja las escaleras gracias a la ayuda de sus familiares

Desesperada, ha remitido ya cartas explicando la situación al propio delegado territorial de Vivienda, José Manuel Correa; a la consejera de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, Marifrán Carazo; al director general de la Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía, Juan Carlos del Pino; y hasta al propio presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla.

Igualmente tiene previsto poner el tema en conocimiento de la Oficina del Defensor del Pueblo Andaluz en busca de una solución a su problema.

Y es que, a pesar de sus 84 años, “mi madre tiene ganas de vivir”, concluye.