Cartaya inicia un proyecto de participación ciudadana basado en el croché y la sororidad

‘Sororidad Cartayera. La Red’ es una iniciativa impulsada por el Ayuntamiento de Cartaya con la colaboración de la Asociación de Amas de Casa ‘Reina Sofía’, que va dirigida a todas las mujeres del municipio

“Dar visibilidad a ese trabajo invisible que realizan las mujeres, que suele quedar en el entorno familiar y que no está retribuido, pero que es fundamental para que el mundo funcione”, es, en palabras de la alcaldesa, Pepa González Bayo, uno de los principales objetivos del proyecto ‘Sororidad Cartayera. La Red’.

Con su puesta en marcha “vamos a poner en valor esas manualidades que hemos ido aprendiendo y transmitiendo de abuelas a madres e hijas, a partir de una red de sororidad y colaboración, para la creación de un gran entoldado que va a embellecer nuestro pueblo y a llenarlo de colorido y vistosidad”. A este cometido se han puesto ya manos a la obra más de medio centenar de mujeres cartayeras que tejen desde hoy mismo, en red, cada una de las piezas de croché que van a integrar este entoldado, que será una realidad a partir de la próxima primavera.

La iniciativa la ha puesto en marcha el Ayuntamiento de Cartaya, desde la alcaldía y las áreas de Mujer y Participación Ciudadana, con la colaboración de la Asociación de Amas de Casa Reina Sofía, y va dirigida a todas las mujeres de Cartaya, El Rompido y Nuevo Portil que quieran adherirse. En él, señala González Bayo, “tienen cabida todas las mujeres, de todas las edades, porque se trata de trabajar juntas en red y de forma colaborativa por un pueblo mejor”.

Para facilitar la participación, permanece abierto el plazo para formalizar la inscripción en la iniciativa, que puede realizarse en el Centro Cultural, en el caso de Cartaya, y en la oficina municipal en El Rompido. Allí se expedirá un carnet para las participantes y se les facilitará parte del material para su realización, concretamente los aros. Al resto, las piezas de hilo, podrán acceder las mujeres inscritas presentando el carnet en cualquiera de las mercerías de la localidad, ya que el Ayuntamiento se hará cargo del coste de los materiales, con el objetivo de “facilitar el acceso y promover la participación ciudadana en la iniciativa”.

Con esta misma pretensión, María Dolores Franco, la presidenta de la Asociación de Amas de Casa Reina Sofía, que colabora con la iniciativa, anunció que “aquellas mujeres que no sepan hacer croché pueden acudir a nuestra sede, en la primera planta del Mercado de Abastos, donde nos ofrecemos a enseñarlas para que puedan participar”.

Las más de cincuenta mujeres que ya se han sumado a la iniciativa en Cartaya y El Rompido, forman parte de un grupo de whatsapp que se ha creado desde el Consistorio para tener un espacio de contacto y de coordinación de los trabajos, puesto que, destacó la alcaldesa, “debido a la pandemia, reduciremos las reuniones presenciales al mínimo y aquellas que desarrollemos porque sea necesario, serán siempre adoptando escrupulosamente las medidas de seguridad”.

En este marco precisamente se desarrolló ayer la presentación del proyecto en Cartaya y en El Rompido, y en los próximos días se presentará en Nuevo Portil. Al acto asistieron, además de la alcaldesa y de más de una treintena de mujeres de la localidad; la concejala del área de la Mujer, Consolación Benítez, y de Cultura, María Dolores Carro, que impulsan este proyecto municipal, así como las representantes de la Asociación de Amas de Casa Reina Sofía, que mostraron su apoyo a la iniciativa.