Buscan acogida a una podenca abandonada en un pantano de Cartaya desnutrida, herida y llena de garrapatas y pulgas

Un vecino de Villablanca se ha hecho cargo por el momento de una perra podenca de aproximadamente un año de edad a la que halló abandonada en un pantano de Cartaya desnutrida, herida y llena de parásitos, y a la que busca desesperadamente una familia de acogida

Un vecino de Villablanca, Josué Martín Orta, se ha hecho cargo por el momento de una perra podenca de aproximadamente un año de edad a la que halló abandonada en un pantano de Cartaya desnutrida, herida y llena de parásitos, y a la que busca desesperadamente una familia de acogida.

Según el propio vecino que halló al animal, los hechos ocurrieron el pasado lunes, 20 de enero, cuando sobre las 11.30 de la mañana encontró a dicha perra de raza podenca “sin microchip”, lo cual comprobó tras llevarla a la policía, donde le dijeron que la llevara a una protectora, lo cual ha intentado “pero no tienen sitio”.

La perra “tiene un añito más o menos de edad -prosigue- y la encontré por la zona de la Presa de los Machos cuando iba con mi coche, y la vi de lejos”.

“Estaba asustada, llena de garrapatas y pulgas, desnutrida y con una costilla mala -afirma- por lo que a la pobre se le marcaban todos los huesos”.

Dada la situación dicho vecino de Villablanca recogió al animal, al cual tiene en casa tras pasar por el veterinario, donde “fue desparasitada por dentro y por fuera”.

“Ahora estamos a la espera de encontrar a alguien que se pueda quedar con ella ya que nosotros tenemos ya en casa dos perros y un gato”, agrega este vecino de Villablanca, para concluir afirmando que “tengo una niña pequeña y la perrita es buenísima con los niños. Muy mansa y obediente. Necesitamos a una familia que se encargue de ella y le de otra oportunidad”.

Para ello aporta su número de teléfono: Josué Martín Orta (Villablanca): 640 23 60 06