Trabajo intensificará las campañas de inspección en el campo onubense

A raíz de un informe donde se denuncia "la explotación y la agravación de la situación para las mujeres que trabajan, especialmente en la recogida de frutos rojos, entre otras cuestiones: malas condiciones, discriminación, comportamientos denigrantes y abusos", e "incumplimientos en materia de retribuciones, jornada, régimen disciplinario, prevención o discriminación por razón de género"

La vicepresidenta tercera y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, ha mantenido esta semana un encuentro con una representación de las Jornaleras Huelva en Lucha, así como con el colectivo ‘La Laboratoria. Espacios de Investigación Feminista’ para abordar las conclusiones de su informe ‘La situación de las jornaleras en los campos de fresa de Huelva’.

De esta forma, el Ministerio va a trasladar a la Inspección de Trabajo las conclusiones de dicho informe para que, en el marco de sus competencias, se persigan las conductas que lesionen los derechos de las jornaleras.

Publicidad.

Según ha informado el Ministerio en una nota de prensa, Díaz ha destacado del informe «su exhaustividad», y ha reafirmado el compromiso del Ministerio y del Gobierno en su conjunto para luchar «contra este tipo de prácticas que vulneran los derechos laborales y los derechos humanos».

El Ministerio aborda esta situación como una «prioridad» y procura su erradicación desde la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, por lo que estudiará en detalle el contenido de este informe y trabajará «en el marco de sus competencias» reforzando las campañas para perseguir las conductas que lesionen los derechos de las jornaleras.

Además, la Inspección de Trabajo y Seguridad en Huelva realiza su labor con un enfoque transversal para garantizar la inserción e integración de las personas migrantes en el ámbito laboral «en condiciones de seguridad e igualdad».

La actuación en esta provincia andaluza es especialmente relevante, pues supone un 17% del total de las actuaciones en 2020 y un 28% en el primer trimestre de 2021, cuando se concentra gran parte de la campaña de la fresa de Huelva.

El informe denuncia «la explotación y la agravación de la situación para las mujeres que trabajan especialmente en la recogida de frutos rojos, entre otras cuestiones: malas condiciones, discriminación, comportamientos denigrantes y abusos».

Denuncian, además, «incumplimientos en materia de retribuciones, jornada, régimen disciplinario, prevención o condiciones de los alojamientos». «La discriminación por razón de género es evidente al ser un sector feminizado y precarizado en donde se producen situaciones flagrantes de vulneración de derechos, tanto laborales, de asistencia y prestación sanitaria, de dignidad personal e integridad física y moral, de servicios mínimos y habitabilidad», señala el informe.

Por su parte, el Ministerio de Trabajo ya ha realizado cambios normativos para que la Inspección pueda tener «más protagonismo» en las situaciones de pobreza y exclusión denunciada en numerosas ocasiones, incluyendo el relator de la ONU, Philip Alston, en el campo de Huelva. En esta línea modificó la regulación para que los inspectores tuvieran acceso a las condiciones habitacionales que deriven del contrato de trabajo, o cedidas por las empresas.

Al encuentro han asistido integrantes de la Brigada de Observación a los Campos de Huelva como la abogada Teresa Ramos y Marta Malo, del colectivo ‘La Laboratoria. Espacios de Investigación Feminista’; Pastora Filigrana, abogada de ‘Abogadas Sociedad Cooperativa’ y Ana Pinto, activista de ‘Asociación Jornaleras Huelva en Lucha’, así como el secretario de Estado de Empleo, Joaquín Pérez Rey, y la jefa de gabinete jurídico, María Amparo Ballester.