Piden explicaciones al Ayuntamiento de Aljaraque por una “tala masiva” de árboles en el pinar de las Sordas

El portavoz del grupo municipal de Izquierda Unida y Podemos en el Ayuntamiento de Aljaraque, Sebastián Rivero, ha pedido al alcalde de Aljaraque, David Toscano, que explique públicamente en qué está consistiendo la “tala masiva” de árboles que se pretende llevar a cabo o en el pinar de las Sordas

El portavoz del grupo municipal de Izquierda Unida y Podemos en el Ayuntamiento de Aljaraque, Sebastián Rivero, ha pedido al alcalde de Aljaraque, David Toscano, que explique públicamente en qué está consistiendo la “tala masiva” de árboles que se pretende llevar a cabo o en el pinar de las Sordas. Rivero precisa que “como todo apunta, se va a realizar una tala masiva de pinos para aprovechamiento forestal en un espacio público de este municipio, sin que se haya justificado la necesidad de la misma, por lo que exigimos al alcalde que evite la pérdida del valor forestal que tiene este pinar para que no lo perdamos por su culpa”.

Según la documentación oficial recibida por el grupo de IU y Podemos en el Ayuntamiento de Aljaraque, el motivo de dicha tala se basa en la solicitud de una subvención de la Junta de Andalucía, que aún no se ha aprobado de forma definitiva. El fin de la subvención “sería, hipotéticamente, eliminar ejemplares de pinos con pies enfermos, dominados, peligrosamente inclinados o en malas condiciones. Es decir, sería una tala de limpieza que sólo debería afectar a árboles enfermos o que presentaran riego de caerse”.

Publicidad.

Tras comprobar lo que está ocurriendo en el pinar de las Sordas, Rivero explica que “el porcentaje de pinos señalados para su tala es superior al 30%, incluyendo árboles significativos y emblemáticos, e incluso ejemplares sanos y que no presentan inclinación alguna”, a lo que añade que “hay que tener en cuenta que el pinar de las Sordas no es una explotación maderera privada, sino un parque de recreo público al que acuden numerosas personas para disfrutar del paisaje extraordinario y de árboles inclinados que son emblemáticos para la gente”.

Y lo que “más nos hace recelar de esta tala”, añade Rivero, “es que mucho antes de que se haya aprobado la subvención y, por supuesto, mucho antes de que se haya adjudicado el fututo contrato de tala a una empresa maderera, ya se han señalado los pinos que se pretenden talar”.