Hostelera de Aljaraque se derrumba al anunciar que el Ayuntamiento no le renueva la concesión de un quiosco

Bella Díaz Flores, una empresaria hostelera que regenta desde hace ya diez años en Aljaraque la hamburguesería Cangreburguer, situado en un quiosco de concesión municipal, no ha podido aguantar y se ha derrumbado frente a la cámara al intentar explicar en un video que ha subido a sus redes sociales que el Ayuntamiento de dicha localidad no le va a renovar la concesión del citado quiosco

Bella Díaz Flores, una empresaria hostelera que regenta desde hace ya diez años en Aljaraque la hamburguesería Cangreburguer, situado en un quiosco de concesión municipal, no ha podido aguantar y se ha derrumbado frente a la cámara al intentar explicar en un video que ha subido a sus redes sociales que el Ayuntamiento de dicha localidad no le va a renovar la concesión del citado quiosco.

Publicidad.

Bella Díaz Flores es autónoma, tiene dos hijos, y en los diez años que lleva regentando el Cangreburguer, establecimiento que ella ha levantado y en el que ha invertido con el beneplácito del propio Ayuntamiento aljaraqueño para su ampliación, lamenta que al concluir los diez años de concesión, el Consistorio se la ha otorgado a otra persona.

El asunto ha levantado una enorme indignación en Aljaraque, donde otros hosteleros, además de amigos de la empresaria, han convocado una protesta pacífica para este sábado a las puertas del edificio consistorial a las doce del mediodía, a la que invita a sumarse de forma pacífica a todas aquellas personas que deseen apoyarla.

Del mismo modo, alrededor de una quincena de comercios del municipio, especialmente establecimientos hosteleros, han confirmado ya su participación en otra acción de protesta en apoyo de Bella, y no abrirán sus comercios durante toda la jornada del próximo martes, 23 de noviembre.

MOTIVOS

Por su parte, Bella Díaz Flores acompaña el vídeo que ha publicado en sus redes sociales con un texto firmado por su marido en el que explican su actual situación, y que reproducimos a continuación:

“Buenas, como sabéis, a veces hemos realizado vídeos de humor para sacar una sonrisa en estos momentos tan duros que estamos atravesando. Pero pocas veces me habéis visto tan serio, es que ahora os pedimos que seáis vosotros los que estéis a nuestro lado.

Hace 10 años mí mujer y yo nos iniciamos en el sacrificado mundo de la hostelería y compramos con el consentimiento del Ayuntamiento nuestro quiosco por 6.144 euros, venta que el Consistorio permitió, pese a tratarse de una concesión pública. En aquel momento, como muchos sabéis, era un quiosco de chucherías que se alumbraba con una sola bombilla.

El Ayuntamiento nos obligó a realizar a nuestro coste todas las obras para preparar el quiosco para la nueva actividad de venta de hamburguesas, y nos elaboró un proyecto que realizamos a la perfección y que convirtió nuestro quiosco en lo que todos conocéis hoy día.

Durante todos estos años hemos levantado con mucho sacrificio nuestro negocio, y como sabéis es el único sustento de nuestra familia.

Pues bien, han pasado los 10 años desde que el Ayuntamiento nos adjudicó la concesión del quiosco, y lo ha sacado a subasta, pese a que de palabra nos prometieron en todo momento que esto era un mero trámite que nadie nunca pujaba: nos vamos a quedar sin nuestro kiosco.

Tenéis que conocer que cada Ayuntamiento tiene su normativa que regula las concesiones de los quioscos y, según me ha trasladado el Ayuntamiento, no existe ninguna norma en nuestro pueblo (Aljaraque) que regule las concesiones de los quioscos, sino que se establecen las condiciones para cada caso en concreto.

El Ayuntamiento de Aljaraque suele conceder las concesiones de este tipo de quioscos por un período de 10 años, el plazo máximo según ley es de 75 años, y esto sin tener en cuenta la inversión realizada, y sin posibilidad de prórroga como contemplan otros Ayuntamientos como Huelva o Almonte.

En el procedimiento de subasta de mi quiosco han cambiado las condiciones que anteriormente había para este tipo de subastas en Aljaraque y ya no se valora si la persona es vecina o no de nuestro pueblo y tampoco si ha venido explotando el quiosco.

Aquí os muestro un anuncio de licitación del kiosco de churros del mercado de abastos en el que sí se tiene en cuenta ser vecino del pueblo y venir disfrutando de la concesión.

De hecho, en otros pueblos se viene haciendo, aquí tengo un Decreto vigente del Ayuntamiento de Punta Umbría para los quioscos de verano, donde entre los requisitos están: residir con carácter permanente en el municipio, valorándose haber explotado los quioscos de verano en otra campaña.

Quiero decir, además, que en este procedimiento mi quiosco ha sido valorado en 24.300 euros, lo que es muy superior a la valoración de 7.200 euros que hizo el Ayuntamiento cuando lo compré. Y esto ha sido gracias a la inversión realizada por mi familia.

Pues bien, en el procedimiento de subasta, en el que sólo cabe hacer una oferta sin opción de contraoferta, y repito en el que el Ayuntamiento me garantizó de palabra que nunca lo perdería, han realizado una puja 1.600 euros más alta que la mía, lo que va a suponer que pierda mi negocio porque la puja supone el 70% de los puntos, el otro 30% es la experiencia en el sector de la restauración. Es decir, que quién más dinero tiene, es quién puede usar este tipo de concesiones que todos podemos pensar que son para la gente que más lo necesita. No es así, el dinero que tú puedas poner te va a hacer que te adjudiquen la concesión.

Nosotros estamos de acuerdo en que todo el mundo tiene derecho a este tipo de concesiones, pero todos los que conocéis el pueblo sabéis que hay muchos quioscos vacíos y sin explotar en nuestro pueblo ¿por qué el nuestro?; y además, resulta muy injusto que nos quiten el pan de nuestra familia, y nos manden al paro, en un procedimiento en el que no se valora nuestra inversión y trabajo durante todos estos años y ni siquiera ser vecino de nuestro pueblo.

Así que nada, familia, nosotros vamos a seguir luchando porque suceda el milagro, porque desde el Ayuntamiento nos han dicho que ya no hay solución, e incluso se han permitido hacernos reproches.

Nos mandan a la calle, sin recuperar nuestra inversión, perdiéndolo todo, y dejando a mi familia sin el único sustento que tiene. Os pedimos que compartáis este vídeo y os damos gracias de antemano por todo vuestro apoyo.