Fallece el herido de bala en el tiroteo del pasado mes de julio en Cartaya

Por el momento no se han producido detenciones y la investigación sigue abierta con el objeto de identificar y detener al resto de personas implicadas en los hechos

El hombre que recibió el pasado día 22 de julio en el marco de un tiroteo en Cartaya al menos tres impactos de bala, uno de ellos en una pierna y otros dos en el abdomen, ha fallecido finalmente como consecuencia de la gravedad de las heridas.

Así lo han confirmado a esta redacción fuentes de la Guardia Civil, que han señalado que el fallecimiento se produjo el pasado mes de agosto, y por otra parte que por el momento no se han producido detenciones por estos hechos. Así, la investigación sigue abierta por parte del grupo de la Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Huelva con el objeto de identificar y detener al resto de personas implicadas en el tiroteo.

Los hechos tuvieron lugar pocos minutos después de las doce del mediodía del pasado día 22 de julio en la Barriada de La Pila, en Cartaya, cuando las numerosas personas que se encontraban en las terrazas de la zona escucharon varias detonaciones y presenciaron cómo un turismo con matrícula portuguesa se empotraba en una de las palmeras de la Avenida de El Rompido, así como inmediatamente después al menos dos varones huían del lugar.

Los primeros testigos que se acercaron al punto exacto del suceso pudieron comprobar como en la acera, junto al turismo siniestrado, había quedado tendido un hombre de mediana edad y bastante corpulento que presentaba varias heridas de bala.

Fuentes de la Guardia Civil señalaron entonces que se buscaba a los presuntos autores de los disparos, los cuales se dieron a la fuga, produciéndose como consecuencia del tiroteo un solo herido por varios impactos de bala.

Por todo ello tras el suceso se inició un dispositivo de búsqueda para controlar las posibles vías de escape y localizar al vehículo fugado, lo cual resultó infructuoso.

Hasta el lugar de los hechos se desplazaron numerosos efectivos de la Guardia Civil, entre ellos agentes del grupo de la Policía Judicial, que se hizo cargo de la investigación; así como agentes de la Policía Local de Cartaya, bomberos del Consorcio Provincial y sanitarios de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES 061), que atendieron in situ al herido antes de ser trasladado en estado muy grave al hospital Infanta Elena de la capital provincial, donde fue intervenido ese mismo día.

Según pudo saber esta redacción, el herido por los disparos, un varón de unos 47 años, presentaba dos orificios de entrada de bala en la barriga, y al menos uno de salida en la espalda, así como otra posible herida también de bala en una pierna.

Testigos presenciales también indicaron entonces a esta redacción que tres varones tomaron algo en una de las terrazas de la Barriada de La Pila, ubicada a escasos cincuenta metros de donde tuvo lugar el tiroteo y el posterior accidente, donde iniciaron una fuerte discusión que terminó pocos minutos después con los hechos reseñados.