Escolares de Lepe cambian pilas por árboles

Unos 150 escolares del Centro de Educación Infantil y Primaria Río Piedras de Lepe, realizaron el pasado viernes. 16 de enero, una excursión al paraje conocido como Dehesa del Piorno, junto al centro de visitantes y de ocio en la naturaleza Waigunga, como premio al esfuerzo llevado a cabo por los propios menores en materia de reciclado de pilas usadas.

Los alumnos de dicho centro educativo lepero han sido, con diferencia, los que más pilas usadas ha recogido en el marco de la campaña llevada a cabo en las últimas semanas en toda Andalucía por la Fundación Ecopilas, en la que han participado un total de 57 colegios de la provincia de Huelva.

En total se han recogido en Huelva 3.517 kilos de este material electrónico de desecho entre los centros participantes, de los cuales el CEIP Río Piedras de Lepe ha aportado casi el 30 por ciento con 1.096 kilos, imponiéndose claramente al resto de colegios.

Según relató durante el desarrollo de la actividad el presidente de Ecopilas, José Pérez García, esta iniciativa se ha puesto en marcha con un doble propósito. En primer lugar con el objetivo de recoger pilas usadas, y en segundo, y quizás más importante, para «concienciar en el hábito del cuidado y la conservación del medioambiente a los más pequeños, que son los consumidores del futuro y que, además, desarrollan una labor de prescripción muy importante en sus hogares».

Para ello, prosiguió, Ecopilas ha desarrollado una ambiciosa campaña que ha incluido talleres informativos y juegos en los colegios participantes, la cual ha culminado con este concurso cuyo principal propósito no ha sido otro que «estimular a los menores», de ahí que el premio para el centro ganador ha sido la plantación llevada a cabo por los escolares leperos.

Según precisó Pérez García, por cada kilo de pilas recogido, Ecopilas ha aportado un euro, y con ese fondo económico se han adquirido 150 plantones de árboles con las que se ha repoblado con especies autóctonas un área de la Dehesa del Piorno que, a partir de ahora, pasa a llamarse «Bosque Ecopilas».

Con todo ello, concluyó el presidente de la Fundación Ecopilas, por una parte «el niño adquiere conciencia de que está contribuyendo al cuidado y la preservación del medioambiente con el reciclado de pilas», y por otra «obtiene como premio la plantación de un árbol en el marco de una agradable jornada de excursión junto a sus compañeros de clase».

La iniciativa ha contado con el acuerdo de la Delegación Territorial en Huelva de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible y de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP).

Para la recogida del material, Ecopilas distribuyó contenedores en todos los centros participantes y, durante las cuatro semanas que ha durado la campaña, los alumnos de Infantil y primer ciclo de Primaria fueron depositando en ellos todas las pilas desechadas que pudieron.

Entre las especies autóctonas plantadas en Lepe destacan acebuches, almeces, alcornoques, pinos almizcleros, madroños y adelfas.

En el marco de esta campaña la Fundación Ecopilas también ha desarrollado en los 57 colegios participantes sesiones informativas y reparto de material educativo para concienciar a los escolares sobre la importancia de su colaboración en materia de protección del medio ambiente. Finalmente destacar que un cuentacuentos recorrió dichos colegios, así como se hizo entrega a los escolares de un libro con cuentos e ilustraciones alusivos al tema.