El Ayuntamiento de Punta ayuda al Circo Europa para que pueda retomar su actividad

El Área de Asuntos Sociales del Ayuntamiento de Punta Umbría aprueba una ayuda económica para que los propietarios de dicha instalación puedan asumir los gastos de transporte de todos los vehículos del Circo, que quedó atrapado en la localidad durante el estado de alarma y cuyas familias han subsistido gracias a la ayuda de numerosas entidades locales y ciudadanos puntaumbrieños y de otros pueblos cercanos

El Circo Europa, que quedó atrapado en Punta Umbría cuando se decretó el Estado de Alama y el confinamiento, podrá por fin reiniciar su actividad con todas las medidas y restricciones que obliga la situación por coronavirus, una vez que ha recibido los primeros encargos para llevar su espectáculo a varios municipios.

Para facilitar la vuelta al trabajo de todas las familias que trabajan en este Circo, el Ayuntamiento de Punta Umbría, a través de la concejalía de Servicios Sociales, ha aprobado la concesión de una ayuda para que puedan afrontar todos los gastos de transporte de los vehículos que desplazan a todo el equipo y los materiales, teniendo en cuenta que las familias que regentan este circo se han quedado sin recursos al llevar desde el mes de marzo sin actividad y sin poder moverse de Punta Umbría.

La difícil situación en la que quedaron las cuatro familias de este circo (30 personas, entre ellas 9 menores) provocó una gran oleada de apoyos y de solidaridad, ya que fueron muchos los vecinos de Punta Umbría que les aportaron alimentos y ayuda económica para hacer frente a la falta de ingresos y al hecho de quedar atrapados sin poder viajar a ningún lugar por el Covid-19.

El Ayuntamiento de Punta Umbría fue una de las instituciones públicas que prestó apoyo a estas familias. Por ello Valentina Esteban, concejala de Servicios Sociales de este Consistorio, ha asegurado que “ahora ante las nuevas perspectivas de poder recuperar la actividad del Circo con nuevos contratos, el Ayuntamiento también ha querido cerrar esta colaboración económica con la que hacer frente al pago de los carburantes de todos los vehículos y caravana, una necesidad que por su alto importe no podían afrontar los responsables del circo”.

Miembros del Circo Europa en Punta Umbría en pleno comfinamiento (Fotografía: Jordi Landero)