Denuncian el deterioro de la Atención Primaria y piden a la Junta que recupere un pilar básico de la Sanidad Pública

Para CCOO Huelva la sobresaturación del personal y la demora asistencial, junto con la falta de médicos y médicas de familia y pediatras, están provocando un descontento manifiesto en la población, lo que pone en grave peligro a la Sanidad Pública

El secretario general del Sindicato Provincial de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO en Huelva, Juan José Rodríguez ha analizado hoy ante los medios de comunicación la situación que sufre la Atención Primaria en la provincia y ha puesto sobre la mesa las diferentes propuestas del Sindicato  “para mejorar y recuperar el papel que tuvo y debe tener como pilar fundamental de la Sanidad Pública”.

Así, y en el marco de la campaña “Salvemos la Atención Primaria”, que CCOO está llevando a cabo, a lo largo de la geografía andaluza, Juan José Rodríguez ha manifestado “la necesidad de un profundo replanteamiento de la organización de este nivel asistencial del Sistema Sanitario Público Andaluz y estatal, ante el estado de deterioro, tanto real, como percibido por la población y sufrido por los trabajadores y trabajadoras”.

Publicidad.

Para CCOO Huelva “la atención primaria a la salud está atravesando por sus peores momentos desde que se implantó en nuestro sistema sanitario” siendo el principal problema, “la sobresaturación que sufren los centros de salud y en consecuencia el personal y la ciudadanía”.

En este punto, el sindicalista ha destacado que “este deterioro manifiesto se refleja en la imposibilidad de los usuarios para pedir citar, ya que la sobrecarga de las agendas en los centros es de tal dimensión que dificulta poder ofrecer una atención de calidad”.

Asimismo, Rodríguez ha destacado que  “son muchos/as los y las médicas de familia que al no poder prestar una asistencia acorde tanto a las necesidades de la población como al carácter vocacional de su profesión se encuentra frustrados y quemados por no poder atender a la población como deben y se merece ”.

Ante esta coyuntura, el sindicato ha planteado la necesidad de disminuir la ratio por médico/a de 1.500 a 1.200 personas por cupo y a 1.000 en el caso de pediatría, para así poder acabar con situaciones como las que se están viviendo en municipios como  Almonte, Lepe, Isla Cristina o Huelva capital, entre muchos, donde “el cupo puede llegar a superar las 2.000 tarjetas por facultativos, demoras de hasta 20 días para poder obtener una cita o vacantes sin cubrir”

Juan José Rodríguez ha recordado que desde el final de la fase aguda de la pandemia y, especialmente en estos meses, “hay una elevada frecuenciade usuarios y usuarias en los centros de salud tanto por la alta incidencia de virus respiratorios: gripe, COVID-19, virus respiratorio sincitial, como por las reclamaciones de numerosas personas que están a la espera de pruebas diagnósticas, revisiones,  tratamientos e intervenciones fruto del colapso que se ha ido heredando desde la pandemia”.

El secretario general del Sindicato Provincial de Sanidad y Sectores Sociosanitarios también se ha hecho eco de la excesiva carga burocrática, la demora en las citas, así como la falta de médicos, que bien por edad o por huida a otras comunidades y países, con mejores retribuciones y condiciones laborales, propicia cada vez más la sobrecarga de trabajo, así como las circunstancias en que se desarrolla.

El responsable sindical también ha puesto en valor el papel del personal administrativo y celador-conductor, que “pese a ser parte fundamental del sistema, y los primeros en padecer directamente las exigencias y reclamaciones de los usuarios/as se encuentran sin los recursos, tanto en número de efectivos, como organizativos para poder satisfacer las demandas de la ciudadanía”.

Una lamentable situación, que como ha subrayado Juan José Rodríguez, está provocando “de manera intencionada o no, el desapego de la ciudadanía hacia su sistema público de salud y de su personal, y es el caldo de cultivo perfecto para que se dé el salto a un seguro privado”. No en vano, ha apostillado “las cifras hablan por sí solas y así los desvela: la facturación de los seguros sanitarios privados que creció entre 2019 y 2022 un 18%, siendo en el último año de más de 10.500 millones de euros, un 7% más que en 2021”, ha apostillado el sindicalista”.

De manera paralela, Rodríguez ha recalcado que “la opinión de los y las ciudadanos/as sobre el sistema sanitario público ha pasado de ser favorable en un 72%, en 2019, a un 50%, en 2022, una caída brutal de casi un 20%, muy similar al incremento de facturación de las aseguradoras”.

Por otra parte, CCOO Huelva ha condenado las agresiones al personal del sistema sanitario público y en especial al de atención primaria, y ha vuelto a exigir “la dotación de servicio de seguridad permanente en todos los centros de atención primaria de la provincia. “Resulta lamentable que la Administración Sanitaria, la dirección de los distritos de atención primaria y la delegada de salud permanezcan indolentes mientras hay agresiones continuas, reduzcan la seguridad de los centros y se dediquen a criticar a quienes denunciamos esta situación en lugar de proteger a sus trabajadores y trabajadoras”.

MEDIDAS PROPUESTAS

Por todo ello, el sindicato cuenta desde 2018 con una propuesta exhaustiva para la mejora y modernización de la Atención Primaria a la Salud.

150 medidas destinadas a mejorar un sistema “deteriorado y que progresivamente está agotando a las plantillas y a los usuarios/as.

En este sentido, desde el sindicato se propone: la necesidad de resituar la Atención Primaria a la Salud como central y esencial en el SAS ,incrementar su financiación hasta alcanzar el 25% del presupuesto sanitario, implantar modelos organizativos y de funcionamiento abiertos y participativos, recuperar el espacio central y el protagonismo de la prevención, de la promoción y la educación para la salud, en colaboración con municipios, centros educativos y tejido social, situar las urgencias de atención primaria dentro de un nuevo modelo organizativo de las urgencias y emergencias, mejorar el prestigio social y profesional de la Atención Primaria mediante la mejora de las condiciones laborales de sus trabajadores y trabajadoras.

Asimismo, CCOO consideran fundamental asignar ratios a los y las odontoestomatólogas, integrar a higienistas dentales en los equipos de salud bucodental o la equiparación de plantilla de enfermeras a la de medicina de familia…

En definitiva, una larga lista de necesidades a través de la cuales poder recuperar la Atención Primaria que se merecen tanto los propios profesionales que son los encargados de velar por la salud, como los pacientes.