Usuarios confían que el Gobierno luso vote a favor de eliminar el peaje en el Algarve

El Parlamento portugués vota esta semana los Presupuestos Generales del Estado para 2020, a los que tanto el Bloco de Esquerda (BE) como el PCP, han presentado sendas enmiendas con propuestas encaminadas a la supresión del peaje en la A-22

La Comisión de Usuarios de la Vía do Infante (CUVI) del Algarve portugués confía que esta semana el Parlamento luso vote a favor de la eliminación del peaje en la A-22 o Vía do Infante que impuso el Gobierno de la República Portuguesa hace ahora poco más de ocho años, concretamente el 8 de diciembre de 2011, bajo el mandato del entonces primer ministro Pedro Passos Coelho (PPD/PSD).

Así lo ha indicado la CUVI en un comunicado, donde señala que tanto el Partido Popular Democrático / Partido Social Demócrata (PPD/PSD) como el Partido Socialista (PS) del actual primer ministro portugués António Costa «tienen una nueva oportunidad para redimirse con el Algarve«, criticando en el caso de los socialistas, ahora en el poder, que «prometieron eliminar los peajes en esta autovía hace ahora cuatro años«.

Y es que según explica la CUVI, el Parlamento luso vota esta semana los Presupuestos Generales del Estado para el ejercicio 2020, a los que al menos tanto el Bloco de Esquerda (BE) como el Partido Comunista Portugués (PCP), han presentado sendas enmiendas con propuestas encaminadas a la supresión de dicho peaje.

Para la CUVI, que lleva años luchando y manifestándose en distintos puntos de la región del Algarve por la eliminación de los peajes en la A-22, la continuidad de esta tasa «no tiene ningún sentido», a lo que añade que persistir en su mantenimiento es una medida «injusta y trágica» para el Algarve.

En este sentido el colectivo argumenta que, una vez más, por cuarto año consecutivo, según datos de la Autoridade Nacional de Segurança Rodoviária (ANSR), el año 2019 concluyó con un total de 10.612 accidentes de tráfico en la región, con un saldo de 36 fallecidos y 220 personas heridas graves; así como el año anterior las cifras fueron de 10.604 accidentes con 40 muertes y 195 heridos de gravedad. Unas cifras que la CUVI ha achacado desde siempre al mal estado y la escasa capacidad de la N-125, actualmente la única vía alternativa a la de pago para cruzar el Algarve de este a oeste.

«La magnitud de esta tragedia –prosigue el colectivo de usuarios- debería hacer que se sonrojen de vergüenza quienes tienen en su mano la posibilidad de eliminar los incorrectos, injustos y criminales peajes» en la A-22, ya que «no hay más escusas defendibles» para su mantenimiento.