Rafa Pinto expone en la Sala de la Provincia de Huelva su imaginativa galería de personajes ‘La Little people’

La muestra despliega el particular universo creativo del pintor a través de sus creaciones, gestadas en 2020 durante el confinamiento por la pandemia de covid-19

La Sala de la Provincia acoge desde hoy la exposición ‘La Little People’, del pintor onubense Rafa Pinto.    La muestra, que ha sido inaugurada por el vicepresidente de la Diputación, Juan Antonio García, y por el propio artista, acompañados por el tercer teniente alcalde de Cultura del Ayuntamiento de Huelva, Daniel Mantero, propone un recorrido por su particular universo creativo, que destaca por su gran colorido, la innovación técnica y el humor, y en el que en esta ocasión hace protagonistas a sus personajes, La little people, que da título a la propuesta.

Islantilla - Concurso de Muñecos de Nieve

Como ha señalado el vicepresidente de la institución provincial, “es una alegría empezar el año apoyando a la cultura, y en este caso a un autor onubense que tiene a sus espaldas un elenco de exposiciones tremendo realizadas durante muchos años”. García ha explicado que esta muestra está marcada por el arte naíf, “un estilo difícil, de gran colorido, que dota a estas obras de esencia y mensaje, con una capacidad de comunicación impresionante”.

En este sentido, el vicepresidente del ente provincial ha incidido en “la importancia de admirar y entender el mensaje y las críticas de la sociedad, tan necesarias, a través de la pintura y de las Artes  Plásticas en general”. García ha recordado el orgullo que es para la Diputación “seguir apostando por las señas de identidad de la provincia y, por supuesto, por los artistas de nuestra provincia a los que tenemos que fomentar entre todos y todas”.

En palabras de Rafa Pinto, “me siento emocionado y feliz de presentar esta exposición muy especial para mí en Huelva ya que siempre quiero hacer cosas importantes aquí porque es mi tierra”. Pinto ha indicado que La little people  “es una exposición muy especial gestada durante el encierro que hemos padecido todos, durante el que monté mi taller en casa y de ahí salieron todas estas ideas, todos estos mensajes escondidos, mucha emoción, y sobre todo, muchísimos momento personales vividos durante el encierro”.

A pesar de la apariencia infantil y colorida de sus obras, Pinto ha recordado que “detrás hay mucho que leer, criticar y comunicar; he pintado sobre el maltrato, sobre las relaciones personales a través de las redes sociales, o sobre los edificios emblemáticos de Huelva que están abandonados, entre otras muchas cosas”.

Para el autor, son «esos seres, esos personajes que creo sobre mis lienzos en blanco y que luego se agazapan, se esconden tras los vivos colores, se acumulan y sus ojos escudriñan la puerta de entrada esperando mi llegada; abro la puerta, enciendo la  luz y ahí están… les saludo, les hablo… pero ellos sólo esperan ser acabados, o borrados o vueltos a retocar… son impacientes, exigentes, egoístas e insoportables, me transforman, me incomodan, pero no puedo prescindir de ellos». 

La exposición consta de una treintena de cuadros de diferente formato en técnicas mixtas sobre madera con un denominador común: la desbordante imaginación que preside su obra, en ocasiones para criticar lo políticamente correcto, y en que suele contener con guiños autobiográficos, como estos personajes de su creación, a los que presenta como «nuevos hermanos» de los anteriores: «el hombre moho, luciérnagas no bautizadas, escolopendras, no nos preguntéis qué son porque no lo sabemos, ángeles, perros a rayas, el pintor tenazas, el cíclope carlitos y las gallinas políticas».

«Mis personajes son seres libres, anómalamente libres, mientras el planeta, antes mariposa, ha vuelto a su crisálida, ellos son ajenos a todo», asegura Pinto, añadiendo que le resultan «especialmente encantadores e interesantes, precisamente por haber sido creados en tan adversas circunstancias».

Con dos décadas de trayectoria artística a sus espaldas, el pintor onubense reflexiona esta muestra sobre la pandemia que ha cambiado el mundo: «La tragedia, sobre todo cuando es colectiva, nos ha dejado ver lo mejor de nosotros, yo diría que la solidaridad, y el sacrificio, también. Quizás a la Humanidad le hacía falta retroceder 70 años para volver a un punto en el que las cosas tuvieran aún remedio, y que volvamos a valorar un sencillo paseo, una sonrisa, una llamada que nunca hacíamos, un perdón que nunca dábamos, un te quiero renuente.»

La exposición ‘La Little people’ podrá visitarse en la Sala de la Provincia hasta el próximo 6 de febrero, en horario de 10:00 a 14:00 y de 17:00 a 18:00 de lunes a viernes, y los sábados de 10:00 a 14:00 horas.

Sobre el autor

Rafa Pinto (Huelva, 1975) se formó en la Escuela de Arte León Ortega de Huelva. Sus últimas exposiciones individuales han sido ‘NO REHAB’ (2019), en diferentes salas de las provincias de Huelva y Sevilla; maldita pintura’ (2018, en la Casa de la Juventud de Huelva) y ‘Chicle cosmos’ (2017), en varias salas de Huelva. En 2016 expuso ‘Vooyeur. Solo puedes mirar’, ‘Pequeño catalogo de pecados y expiaciones’ y ‘It’s a sin’, esta última en la Universidad internacional de la Rábida y en la Casa de la Santina en Madrid. El año antes ‘It’s a sin’ se expuso en Plasencia y en Punta Umbría.

A ellas se suma ‘La fea adolescencia’, ‘El mismo teatro’ y ‘No culpable’ en 2014; ‘Las teorías de las Matrioskas’ y ‘El extraño que me sigue’, en 2012; ‘Ecléctico’ y ‘Bocetos’ en 2011; ‘El genero desordenado’ (2010); ‘Huyendo de los que critican mi consciencia’ (2009); ‘Cerámicas’ (2008); ‘El hijo del pescadero’ (2007); ‘De lo cotidiano y algo mas’ y ‘Los cuadros que no ganaron ninguna guerra’ (2006).

También ha participado en exposiciones colectivas, como ‘Moni Proyect’ (2019, Galería de arte La Trece Dadá Trouch), ‘El arte y la paz’ (2018, Bienal de pintura San Luis de Potosí, México, y Sala de la Provincia de la Diputación de Huelva), así como en numerosas muestras de certámenes nacionales de pintura, como el de San Bartolomé de la Torre o el Gibraleón.