Investigan a un vecino de Zalamea por el robo de 50 colmenas de abejas

Parte de las colmenas fueron halladas por la Guardia Civil con los registros borrados para dificultar su identificación

La Guardia Civil investiga a un vecino de Zalamea la Real como supuesto autor de un delito de hurto, tras localizar en una finca de su propiedad colmenas que habían sido sustraídas.

Publicidad.

Las investigaciones se iniciaron tras la denuncia interpuesta por el propietario de una explotación apícola, sobre unos hechos ocurridos en la localidad el pasado mes de febrero. El ciudadano ponía en conocimiento la sustracción por autor desconocido de 50 colmenas de abejas de su propiedad, de tipo portuguesas, habiendo sufrido estos hurtos a lo largo de un año de manera intermitente.

Los agentes iniciaron la investigación realizando la correspondiente inspección ocular en la zona. Según aportaban los indicios, los hurtos tenían lugar los fines de semanas en horario de mañana.

Tras las gestiones oportunas, los agentes localizaron unas colmenas en una finca cercana perteneciente a la misma localidad, las cuales presentaban los números de registros borrados con pintura, al parecer con la finalidad de dificultar su identificación.

Es por ello que los investigadores cotejaron los datos identificativos de las colmenas aportados por el denunciante, y tras comprobar que se trataban del material sustraído, se identificó al propietario de la finca procediendo a relacionarlo como investigado en un delito de hurto continuado, devolviendo diez de las colmenas hurtadas a su legítimo propietario.

En esta intervención, son destacables las medidas de seguridad previas al hurto realizadas por el perjudicado, adoptando en las colmenas las recomendaciones de “prevención al hurto” que el equipo Roca había comunicado a través de reuniones frecuentes con los apicultores y responsables del sector agro-ganadero del entorno.

Las diligencias policiales por este caso han sido remitidas al juzgado de instrucción número 2 de Valverde del Camino.

Esta operación ha sido llevada por el equipo Roca-2 pertenecientes a la Compañía de la Guardia Civil de Valverde del Camino, en colaboración con el puesto de la Guardia Civil de Zalamea la Real.