Dos personas asaltan el Puerto de Huelva con la intención de robar una lancha rápida de la Guardia Civil

Los hechos tuvieron lugar en la madrugada del domingo, cuando dos personas accedieron a las instalaciones portuarias onubenses provistas de "herramientas de corte", siendo una de ellas detenida

Embarcaciones de la Guardia Civil en el Puerto de Huelva (Foto: Jordi Landero – Archivo)

Una persona ha sido detenida en las últimas horas por su presunta vinculación con el intento de robo de una lancha rápida oficial de la Guardia Civil en las instalaciones del puerto de Huelva.

Según ha podido saber esta redacción, los hechos se produjeron durante la madrugada del pasado domingo, 11 de diciembre, cuando dos personas saltaron la valla del puerto de Huelva provistas de «herramientas de corte».

Publicidad.

Una vez en el interior de dichas instalaciones portuarias, ambos individuos lograron acceder a una embarcación rápida semirrígida de las que el Instituto Armado integra en su flota después de ser incautadas en el marco de la lucha contra el narcotráfico, con la intención de «sustraerla».

El intento de robo quedó finalmente frustrado tras ser sorprendidas ambas personas por uno de los guardias de seguridad encargados de la custodia de las embarcaciones del Servicio de Vigilancia Aduanera, pudiendo ser detenido uno de los dos individuos.

Según también ha podido saber HuelvaCosta.com, la persona detenida no es de la provincia onubense, y a la misma le consta otro arresto por la comisión de una acción similar presuntamente cometida en la ciudad murciana de Cartagena.

Se da la circunstancia de que muy cerca de Huelva, concretamente en la ciudad fronteriza portuguesa de Vila Real de Santo António, fue sustraída hace poco más de un mes una embarcación de similares características este tipo de las que usa la Guarda Nacional Republicana (GNR) lusa buscan para la lucha contra el narcotráfico en el río Guadiana y sus inmediaciones.

Los hechos tuvieron lugar el pasado día 9 de noviembre en el muelle de la Unidad de Control Costero de dicho cuerpo policial en el puerto pesquero de Vila Real de Santo António.

Según indicó entonces la GNR en un comunicado, el robo de dicha embarcación se produjo entre las seis y las siete de la mañana -hora portuguesa-, cuando efectivos del equipo de Patrulla e Intervención Marítima de la Unidad de Control Costero realizaban una acción de patrullaje en el Guadiana.

Según las autoridades lusas, se trata de una lancha semirrígida de «alta velocidad» y equipada con potentes motores, que lleva por nombre ‘Alcoutim’ y que tiene diez metros de eslora.

Dicha embarcación, prosiguieron, se encontraba amarrada en el muelle anteriormente citado en el momento de la salida de la patrulla policial, y según la GNR, con el objeto de localizar la embarcación sustraída se adoptaron medidas en colaboración con la Guardia Civil española.

El muelle donde estaba amarrada la lancha en el momento de ser robada fue clausurado y cerrado al público para facilitar la investigación, siendo de uso exclusivo para los efectivos de la GNR y permitiéndose únicamente el acceso al mismo por mar, a través del puerto pesquero.

El robo de la embarcación fue denunciado ante el Ministerio Público y la Policía Judicial portuguesa, que se hizo cargo de la investigación.

Además, la semirrígida sustraída en Vila Real había participado a finales de octubre en una aparatosa operación de la Unidad de Control Costero de la GNR, en la que fueron detenidas cuatro personas, e incautada una ‘narcolancha’ con 3.850 kilos de hachís a bordo cuando navegaba por el río, a la altura de Sanlúcar de Guadiana.

Según informaron entonces las autoridades lusas, tras compartir la GNR información con la Guardia Civil española, se detectó dicha embarcación, de 12 metros de eslora y equipada con tres potentes motores, remontando el Guadiana cargada con lo que parecían fardos de hachís.

Inmediatamente fue activado un equipo del Subdepartamento de Control Costero de Vila Real de Santo António, que se acercó a la embarcación sospechosa, la cual tras recibir el alto por los agentes arremetió contra la lancha policial posteriormente sustraída, saldándose el incidente con los cuatro presuntos ‘narcos’ heridos, uno de ellos de gravedad, el cual tuvo que ser evacuado a un centro hospitalario de Faro.