Diputación de Huelva denuncia “caos” en el primer reparto de mascarillas para la ayuda a domicilio

Alcaldes que se dedican a repartir mascarillas en otros pueblos, o la indicación de compartir una misma caja de guantes entre todas las auxiliares del municipio, son algunas de las incongruencias del nuevo sistema de reparto

La Diputación de Huelva denuncia “el caos” suscitado por la Delegación de la Junta de Andalucía en Huelva en el primer día de reparto de mascarillas para la asistencia de ayuda a domicilio en los pueblos de la provincia de Huelva. Según ha trasladado tanto la empresa que presta el servicio, Macrosad, como los alcaldes y alcaldesas de la provincia, se han vivido situaciones tan “llamativas y dispares” como que se ha visto a alcaldes de las provincia dedicándose al reparto de mascarillas en otros pueblos aledaños, que los alcaldes de los pueblos de destino, en algunos casos, hayan tenido conocimiento del reparto por las propias auxiliares, o que se haya entregado una única caja de guantes para compartir entre todas las auxiliares de ayuda a domicilio de un mismo municipio sin que se tomen medidas preventivas para evitar los contagios, entre otras.

Ante estas situaciones, la institución provincial se ha puesto en contacto con el resto de diputaciones de Andalucía para saber cómo se realizaba la distribución de mascarillas en otras provincias, comprobando que “el problema está en la falta de criterio en sí para el reparto, puesto que en cada provincia se hace de una manera distinta”, ha explicado el diputado de Presidencia, José Manuel Alfaro. De tal manera, que según explica Alfaro, “a la Diputación de Cádiz le han dado para que repartan una mascarilla por cada dependiente, 4.100 mascarillas en total para los pueblos menores de 20.000 habitantes; la Diputación de Córdoba se encarga de repartirlas personalmente, como se estableció el primer día; Jaén y Granada no tienen noticias sobre la llegada de mascarillas; y en Huelva, se realiza a través de Protección Civil, de manera que los alcaldes de pueblos mayores en la comarca se encargan del reparto al resto de pueblos más pequeños”.

“No se trata por tanto de una queja aislada”, ha remarcado el diputado, “sino que es una situación generalizada en toda Andalucía, que tenemos que regularizar para salvaguardar la seguridad de auxiliares y personas usuarias del servicio”. En este sentido, Alfaro ha señalado que “este desconcierto” también ha sido denunciado y trasladado a la Junta de Andalucía a través del Comité de Coordinación y Seguridad en Andalucía (CECOR), en el que participa diariamente de manera telemática la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP).

“Desde la institución provincial volvemos a reiterar nuestra disposición a encargarnos de la recogida y el reparto del material de protección requerido para la prestación del servicio de ayuda a domicilio en nuestra provincia: tenemos los medios y conocemos todo el territorio, puesto que trabajamos día a día con ellos”, ha recordado el diputado, a la vez que ha insistido en la “necesidad de reforzar y garantizar este servicio en estos tiempos de pandemia, donde quienes más nos necesitan son los más vulnerables”.