Denuncian un derrame tóxico desde un camión entre Valverde y El Campillo

Ecologistas en Acción de Huelva denuncia la falta de seguridad en el transporte de sustancias tóxicas por las carreteras onubenses. De momento se desconoce el grado de toxicidad de la sustancia derramada, si bien por su aspecto y olor parece algún tipo de lodo, posiblemente, con destino al vertedero de Nerva

Ecologistas en Acción de Huelva ha podido comprobar esta mañana cerca del mediodía que un camión ha ido vertiendo parte de su carga en diversos tramos de la carretera que une Valverde del Camino y El Campillo. En un comunicado, la organización ecologista señala que «parece ser que transportaba residuos a granel, sin encapsular ni en contenedores herméticos. De hecho, frente a la entrada al pueblo de El Campillo aún se encuentra un mazacote y manchas de esta sustancia que, por su mal olor y aspecto parece algún tipo de lodo, o bien urbano o bien industrial».

Los derrames se encuentran en el carril derecho dirección El Campillo y, a pesar de que se ha podido observar a efectivos de conservación de carreteras limpiando alguno de ellos, lo cierto es que los vehículos que han circulado por la vía, han ido dispersando a lo largo y ancho de la misma esta sustancia tóxica adherida a sus neumáticos. El residuo permanecerá diseminado por carretera y cunetas hasta ser barrido por lluvias, pudiendo contaminar cursos de agua y arroyos de la zona.

Publicidad.

Por todo ello, Ecologistas en Acción va a solicitar información al Ministerio de Transportes y a la Consejería andaluza competente en residuos para que se investigue el hecho ya que, debido a la ruta de circulación del camión, se puede pensar que se dirigía al vertedero tóxico de Nerva. No es la primera vez que la organización detecta y denuncia vertidos de carga tóxica en los camiones que circulan hacia y desde el vertedero de Nerva. Esto viene a reforzar la falta de seguridad en el control y transporte de residuos por carretera, sobre todo tratándose del traslado de residuos al mencionado vertedero tóxico, cuando todas las personas y empresas que intervienen en su manejo deberían ser especialmente estrictas en la aplicación de las medidas de seguridad.