Denuncian “falta de conocimiento” de la dirección del Infanta Elena, que afecta a la “atención al paciente”

Para CSIF la situación es “inaudita” ya que la directora del centro, Paloma Hergueta, fue la impulsora del movimiento “Huelva, por una sanidad digna”, y ahora que ocupa el cargo “parece que se ha olvidado de todas las reivindicaciones que en su momento defendía”. Por su parte, la dirección del centro hospitalario niega las afirmaciones de CSIF

El sindicato CSIF ha querido poner en evidencia el mal funcionamiento del hospital Infanta Elena de la capital onubense asegurando que “reina el caos” en todos los aspectos “ya que la nueva dirección está compuesta por personas sin experiencia ni conocimiento sobre el funcionamiento del Servicio Andaluz de Salud, ni preparación previa para asumir estos cargos”.

Así lo ha señalado CSIF en un comunicado, en el que añade que “carencias” se suman “a la prepotencia y el autoritarismo” del equipo directivo. La central sindical asegura que “están sembrando el miedo para evitar que se denuncie la situación y se deje en evidencia la mala gestión del hospital”.

CSIF está siendo testigo de cómo todas las decisiones que se toman desde la dirección se realizan “de forma arbitraria, sin escuchar al personal y sin tener en cuenta a las fuerzas sindicales”. Algo que resulta inaudito para esta organización ya que la directora del centro, Paloma Hergueta, fue la impulsora del movimiento “Huelva, por una sanidad digna”. Sin embargo, ahora que ocupa el cargo “parece que se ha olvidado de todas aquellas reivindicaciones que en su momento defendía”.

A esta forma de gestionar y asumir la gerencia y organización del centro, tal y como recalca CSIF, se suman los “recortes de personal y la falta de medios”. A día de hoy, según los datos que maneja CSIF, hay 50 profesionales sanitarios de baja y sólo se han cubierto seis, lo que supone un 12%.  Además, la nueva consulta de Neumología se ha abierto sin incrementar el personal sanitario no facultativo para atender a los pacientes. En cuanto al personal de Gestión y Servicios, existen 10 bajas sin cubrir y 12 contratos que finalizan a fecha de 31 de enero y aun no se sabe si van a ser renovados.

Esta falta de información es habitual por parte de la dirección del hospital Infanta Elena ya que desde mayo de 2019 CSIF lleva solicitando datos y dando parte de diferentes incidencias en el centro a través del registro y hasta la fecha no ha recibido respuesta. Según ha podido saber el sindicato, es la propia Dirección la que ha decidido no contestar por escrito a las solicitudes que se presentan “para que no haya constancia de nada”.

Discriminación profesional

Por otra parte, CSIF ha comprobado cómo se está dando prioridad exclusiva a la categoría profesional de facultativos, por ejemplo a la hora de renovar los contratos. El sindicato explica que “aunque esto es necesario e importante también se deben desarrollar del resto de las categorías profesionales porque se trata de un trabajo multidisciplinar del equipo humano al completo del hospital Infanta Elena”.

Por todo ello, la central sindical exige a la directora del centro, Paloma Hergueta, un cambio en la forma de gestionar el centro “a través del diálogo y la negociación y no mediante el imperativo. La plantilla, a día de hoy, trabaja con miedo a pronunciarse o reclamar recursos por las posibles represalias”. CSIF insiste en que la Dirección “quiere mantener ocultos todos los problemas con esta política del miedo en vez de asumirlos y darles solución”. Esta situación está repercutiendo en el funcionamiento del hospital y en la atención a los pacientes, algo que según el sindicato es lo más preocupante y lo que puede derivar en consecuencias irreparables.

La dirección del centro hospitalario onubense niega las afirmaciones de CSIF

La dirección del Hospital Infanta Elena de Huelva ha negado las manifestaciones de CSIF y ha afirmado en un comunicado que dicho centro sanitario de la capital provincial se encuentra funcionando a pleno rendimiento y ofreciendo a sus pacientes una asistencia sanitaria de calidad a pesar de encontrarnos en época de Alta Frecuentación. El centro cuenta en estos momentos con 39 camas disponibles en hospitalización y 5 en la UCI, gracias a la nueva gestión de las urgencias y de las camas, que se realiza mediante un control exhaustivo continuo de su funcionamiento por parte de la dirección y de forma diaria a través de las comisiones quirúrgica y de hospitalización, y la valiosa colaboración e implicación constante de sus profesionales. La disponibilidad de camas nos está permitiendo asimismo poder atender e ingresar sin demoras a los pacientes que lo necesitan sin reducir la actividad quirúrgica programada y con plenas garantías.

Por su parte, el centro hospitalario viene desarrollando durante el último año una ingente labor de gestión, organización de la asistencia y optimización de los recursos públicos, que se ha traducido en el incremento de la actividad quirúrgica y la reducción significativa de la lista de espera quirúrgica en un 37% y más de un 58% en el caso de las pruebas diagnósticas.

Además, se han puesto en marcha nuevos recursos asistenciales que están mejorando la atención de los pacientes, como son la Unidad del Dolor, la nueva sala de radiología digital robotizada, las nuevas consultas de Neumología, así como el liderazgo del centro hospitalario en programas pioneros en la provincia como es el Programa de Atención a Pacientes Crónicos Complejos y se encuentran a punto de ponerse en funcionamiento el nuevo gimnasio de fisioterapia para los pacientes ingresados, la mejora de las salas de espera de UCI, la sala de triaje de Urgencias y la incorporación de nuevo equipamiento de gran complejidad.

Para ello, el Hospital ha aumentado la contratación de profesionales y cuenta actualmente con 30 enfermeros, 43 auxiliares de enfermería, así como 15 celadores más de los establecidos en su plantilla oficial, entre otras categorías. Solo se registra falta de personal en relación a algunas especialidades médicas, sobre todo en Traumatología, ante la falta de especialistas a nivel nacional que se está registrando, a pesar de la búsqueda activa realizada.

En el desarrollo de toda esta actividad, la dirección del Infanta Elena ha cumplido escrupulosamente con sus deberes de información y colaboración con las centrales sindicales y ha sido precisamente durante este último año cuando más comisiones de trabajo se han mantenido con ellas, ofreciendo cumplida información sobre todo lo solicitado, siempre dentro de los márgenes que permite la ley. Entre ellas es necesario destacar la Comisión de Bolsa Única (convocatoria mensual), Comisión de Vacaciones (convocatoria semestral), la Comisión de CRP (convocatoria semestral) y la Comisión de Control de las IT (convocatoria semanal).

Además, la gerencia del centro hospitalario ha acudido a las dos reuniones de la Junta de Personal en las que se ha solicitado su presencia con la mayor diligencia y mantiene puntuales reuniones con los responsables de unidades y servicios para organizar y gestionar con ellos la atención sanitaria y los distintos circuitos asistenciales.

El equipo directivo considera que estas declaraciones no se corresponden con la realidad del centro hospitalario en ningún caso y generan una alarma social inexistente en la población general y una desconfianza por el trabajo realizado por sus profesionales. En cualquier caso, los responsables del centro hospitalario seguirán cumpliendo con sus obligaciones, como han venido haciendo hasta ahora, con respecto a las organizaciones sindicales y velarán por los derechos de sus profesionales, una plantilla de trabajadores comprometidos y responsables que son el verdadero espíritu de este centro hospitalario.

Hospital Infanta Elena de Huelva