Citricultores onubenses piden ayuda a Gobierno y Junta para luchar contra la nueva plaga

La Asociación de Citricultores de la Provincia de Huelva lamenta que el sector está "atado de pies y manos" para hacer frente a estas situaciones por las limitaciones de Europa al uso de productos fitosanitarios que sí están permitidos en terceros países competidores

La Asociación de Citricultores de la Provincia de Huelva –ACPH- ha solicitado ayuda tanto al Gobierno de España, como a la Junta de Andalucía, con el objeto de hacer frente a la nueva plaga que está afectando a cultivos de la provincia, cuya existencia en Huelva fue declarada oficialmente por parte de la Dirección General de Producción Agrícola y Ganadera de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta a mediados del pasado mes de diciembre en una resolución publicada en el BOJA el 21 de ese mismo mes.

Islantilla - Concurso de Muñecos de Nieve

La Asociación de Citricultores de la Provincia de Huelva -ACPH- ha solicitado ayuda tanto al Gobierno de España, como a la Junta de Andalucía, para hacer frente a la nueva plaga que está afectando a cultivos de la provincia, cuya existencia en Huelva fue declarada oficialmente por parte de la Dirección General de Producción Agrícola y Ganadera de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta a mediados del pasado mes de diciembre en una resolución publicada en el BOJA el 21 de ese mismo mes.

Se trata concretamente de la plaga foránea de cuarentena provocada por Scirtothrips aurantii Faure, un ‘trip’ cuya presencia nunca había sido detectada antes en nuestro país. Dicho insecto, de la orden de los Tisanópteros y familia Thripidae, fue detectada por primera vez el pasado mes de octubre tras la entrada en el Laboratorio de Control Oficial Agroalimentario y Agroganadero de Huelva de una muestra tomada en el marco de las prospecciones realizadas dentro del Plan Andaluz de Vigilancia Fitosanitaria en Cítricos.

El Scirtothrips aurantii Faure ataca sobre todo a la naranja cuando aún es pequeña, a la que como sucede con otros ‘trips’ ocasiona una amplia cicatriz alrededor del pedúnculo, la cual se va ensanchando conforme crece el fruto, que queda finalmente sin valor comercial.

El presidente de la ACPH, Lorenzo Reyes, ha precisado a HuelvaCosta.com que ‘trips’ siempre ha habido en los cítricos onubenses, «pero concretamente esta variedad es nueva en España», a lo que ha añadido que «aunque no es muy grave en relación con otras plagas, supone una gotita más, siendo lo peor que marca la fruta, ocasionándole un gran deterioro comercial».

No obstante para Reyes lo peor es que el subsector de los cítricos está «atado de pies y manos» para hacer frente a esta tipo de circunstancias, frente a la situación de «ventaja» de que gozan terceros países competidores, debido a las «numerosas limitaciones» que impone la Unión Europea a los Estados miembro en relación al uso de productos fitosanitarios.

«Nos dejan sin la aspirina para combatir el resfriado», ha proseguido Reyes a modo de símil, «nos tienen cada vez estamos más limitados sin ofrecernos a cambio alternativas», mientras que «por el contrario, nuestros competidores de terceros países, ajenos a la Unión Europea, no están sujetos a tales restricciones ya que sus legislaciones en esta materia, así como en materia laboral, son mucho más laxas que las nuestras».

Tras un primer análisis de la primera muestra infectada por parte del Laboratorio de Control Oficial Agroalimentario y Agroganadero de Huelva, se constató la presencia del organismo nocivo inicialmente en fincas de Lepe y Cartaya, y posteriormente su propagación a explotaciones de Ayamonte, Bollullos Par del Condado, Gibraleón, Hinojos, Isla Cristina, Lucena del Puerto, Punta Umbría, San Bartolomé de la Torre, San Silvestre de Guzmán y Villanueva de los Castillejos.

En aplicación del artículo 47.4 de la Ley 43/2002, de 20 de noviembre, de sanidad vegetal, la muestra objeto de sospecha fue también remitida al Laboratorio Nacional de Referencia para la identificación de artrópodos perjudiciales y útiles, al suponer la posible primera detección de este organismo nocivo en España, lo cual se confirmó en noviembre.

La amenaza podría extenderse también a los frutos rojos onubenses tras haberse detectado ataques del insecto en plantaciones de diversos berries como fresas, frambuesas, moras y arándanos, aunque por el momento en estos casos no afecta al fruto, sino a la planta, la cual debilita, mermando su producción.

Además de declarar oficialmente la existencia de la plaga, la resolución publicada por la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible detalló como infectadas por el nuevo ‘trip’ diferentes parcelas con referencias SIGPAC en los términos municipales anteriormente citados, así como estableció una zona «tampón» conformada por las parcelas colindantes a las anteriores para evitar una mayor propagación del insecto.

La resolución establece igualmente las medidas fitosanitarias obligatorias para la erradicación de la plaga, entre las que determina que los propietarios que detecten la presencia del insecto en sus cultivos tienen la obligación de comunicarlo al Departamento de Sanidad Vegetal de la Delegación Territorial de Agricultura; así como aquellos cuyas parcelas dedicadas a los cultivos en los que se ha detectado la presencia del insecto y que se encuentren en las zonas demarcadas en la resolución, deberán realizar las prospecciones necesarias para determinar la presencia del organismo nocivo en sus explotaciones.

En todo caso, dichos propietarios también están obligados a realizar tratamientos fitosanitarios para su erradicación con productos autorizados para su control, según el Registro Oficial de Productos Fitosanitarios del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. Así, como mínimo, tendrán que realizar dos aplicaciones consecutivas con un intervalo de entre dos y tres semanas, alternando sustancias activas de modos de acción diferentes, siempre que sea posible.

Cítricos dañados por la nueva plaga