Nuevas medidas para frenar el COVID-19 en centros de salud de la provincia de Huelva

carpa en Huelva

Los centros de salud de Huelva hace meses que se preparan para tomar el relevo de los hospitales en la provincia en la lucha contra el COVID-19 durante la segunda ola. A partir de ahora, serán los ambulatorios onubenses los encargados de detectar, vigilar y hacer seguimiento de los casos de coronavirus que se produzcan entre sus usuarios.

Según el protocolo elaborado por la Junta de Andalucía para detectar con rapidez los casos de COVID-19 y agilizar los procesos, todos los onubenses que presenten síntomas de COVID-19 – tos, fiebre elevada, pérdida de olfato, cansancio extremo o problemas respiratorios – deberán someterse a una prueba de detección PCR en un plazo máximo de 24 horas tras detectar los síntomas.

Para tomar las muestras nasogástricas los centros de salud de Huelva están instalando nuevas carpas en el exterior de los edificios que sustituirán a los toldos colocados durante los meses de verano. De este modo, los pacientes con sospechas de contagio de COVID-19 acudirán a estas instalaciones en coche y no tendrán que bajarse del mismo para someterse a la prueba, evitando así el contacto con otros usuarios y el personal del centro.

No obstante, y previamente, deberán haber contactado con su médico de cabecera, quien se encargará de realizar el diagnóstico y de solicitar una prueba rápida de coronavirus en el centro de salud.

Estas nuevas carpas instaladas en los centros de salud de la provincia de Huelva son también una medida de prevención para evitar rebrotes de coronavirus. Tienen por objetivo reducir las aglomeraciones en el interior de las instalaciones y minimizar la estancia en las salas de espera, las cuales ahora se trasladan a la calle por seguridad y para proteger la salud de usuarios y personal de los centros de atención primaria.

La carpa en la entrada del centro de salud de Zalamea es buen ejemplo de ello. El consultorio médico de Zalamea la Real ha instalado recientemente una carpa justo en su entrada para que las personas usuarias puedan protegerse de las inclemencias meteorológicas de los próximos meses y mantener la distancia de seguridad de 1,5 metros cuando acudan a su cita médica, para vacunarse, hacerse alguna analítica o simplemente mientras esperan a que se les atienda.

Este ejemplo de carpa en Huelva no es el único en la provincia. Otros ayuntamientos como el de Punta Umbría han decidido adelantarse a la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía e instalar varias carpas exteriores en los centros de atención primaria de Punta Umbría y El Portil para prestar un servicio esencial a la ciudadanía en un momento en el que guardar la distancia de seguridad y permanecer en espacios abiertos puede salvar vidas.

Estas medidas tomadas en ambulatorios de la provincia de Huelva y encabezadas por los ayuntamientos de varias localidades, siguen las recomendaciones del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social y la Consejería de Salud, desde el que diversas fuentes explican que las carpas son la mejor forma de agilizar la toma de muestras y minimizar el riesgo de contagio por COVID-19 tanto de pacientes como de personal sanitario.