Miles de medusas quedan varadas en las playas de Huelva

Expertos señalan que este fenómeno podría estar vinculado a fenómenos marinos como corrientes, vientos o mar de fondo

Las corrientes marinas están dejando estos días en numerosos puntos de las playas de la costa occidental onubense miles de medusas, que se acumulan en la zona intermareal con cada bajamar.

Se trata de medusas de muy distintos tamaños, aunque todas parecen corresponder a la misma especie dados los colores marrones y ocres que las caracterizan, y según han señalado a HuelvaCosta.com vecinos de algunas de las localidades costeras afectadas, el fenómeno comenzó a producirse coincidiendo con los primeros días del presente año 2020 en puntos del litoral onubense de los términos de Isla Cristina, Punta Umbría o Ayamonte, entre otros, donde solo basta dar un paseo por la playa para apreciar la acumulación en la orilla de cientos de estos invertebrados.

Para José Prenda, catedrático de Zoología y director del máster en Conservación de la Biodiversidad de la Universidad de Huelva -UHU-, aunque se desconocen las causas exactas que han producido este varamiento masivo, «es muy probable que pueda estar asociado a algún fenómeno marino producido los días previos» y no directamente a los efectos del cambio climático.

Entre las causas concretas, por tanto, podrían estar a su juicio «mar de fondo, corrientes o vientos inusuales» ya que estos animales son «nadadores pasivos» por lo que no se desplazan en una dirección concreta, sino que se dejan llevar por las corrientes y el movimiento de masas de agua, siendo por ello «muy sensibles a las dinámicas marinas».

Otro de los motivos que llevan a Prenda a descartar el cambio climático como la causa del varamiento masivo de medusas que se está produciendo estos días en nuestro litoral es que «se trata de un fenómeno muy localizado que está afectando solo a las costas del golfo de Cádiz y el Algarve portugués».

Lo que sí es achacable directamente al cambio climático, según precisa el catedrático onubense, es el aumento del número de medusas en todos los océanos ya que «las aguas son más productivas al estar más calientes». No obstante, puntualiza, la «sobrepesca» en el golfo de Cádiz también contribuye a la proliferación de estos animales al haber menos competidores por el mismo alimento, como es el caso de peces pelágicos.

Por otra parte indica que este tipo de varamientos masivos de medusas «es más habitual» en el mar Mediterráneo que en el océano Atlántico, y «suele producirse más» a finales del verano y durante el otoño; así como también ha precisado tener constancia de al menos tres especies de medusas las que están quedando varadas estos días en nuestras costas, pero sobre todo la medusa común –Aurelia aurita-, conocida popularmente como medusa sombrilla. Por último señala que las especies que estos días están quedando sobre la arena de nuestras playas «no entrañan peligrosidad para el ser humano».