Manuel Pimentel alerta sobre la ‘venganza del campo’ en el 9º Congreso Internacional de Frutos Rojos de Huelva

El exministro y empresario Manuel Pimentel ha ofrecido una conferencia en el 9º Congreso Internacional de Frutos Rojos de Huelva, en la que ha abordado la situación actual del campo y los retos a los que se enfrenta. Bajo el título «La venganza del campo», Pimentel ha planteado estrategias para hacer frente a dos realidades que están cambiando los modelos de producción: el fin de la globalización y la subida de precios en la cesta de la compra.

Pimentel ha destacado cómo las políticas de las potencias económicas, como Estados Unidos y China, están pasando de promover la globalización a imponer aranceles a productos importados. Como ejemplo, ha mencionado la crisis del sector de la aceituna negra de mesa que sufrió un freno tras los aranceles impuestos por el gobierno de Trump.

Publicidad.

El exministro ha afirmado que la globalización de los mercados ha llegado a su fin y ahora es necesario diseñar el futuro, que se presenta incierto. Además, ha criticado las políticas de la Política Agrícola Común (PAC) que, según él, ven al campo como áreas de paseo o recreo en lugar de centros de producción. Sin embargo, ha defendido que las producciones sostenibles no tienen marcha atrás y que es necesario seguir avanzando hacia la mecanización del campo.

En cuanto a la población mundial, Pimentel ha señalado que, aunque hace unos años se preveía un crecimiento exponencial, la realidad es que ha disminuido, por lo que ya no existe tanta presión sobre la producción. Sin embargo, ha enfatizado que la agricultura innovadora no tiene marcha atrás y que es inevitable que en España siga creciendo la superficie de regadío para garantizar la estabilidad de las producciones.

En relación a la «venganza del campo», el exministro ha destacado que se traduce en un aumento del precio de la cesta de la compra. Si durante la pandemia el precio se ha duplicado y ronda los 250 euros, Pimentel ha pronosticado que en breve podría llegar a los 600 euros. Por lo tanto, ha señalado que es necesario seguir trabajando para hacer frente a esta realidad.

En resumen, la conferencia de Pimentel ha puesto de manifiesto los desafíos a los que se enfrenta el campo en la actualidad, como el fin de la globalización y la subida de precios en la cesta de la compra, y ha instado a seguir trabajando para garantizar la sostenibilidad y rentabilidad de las producciones agroalimentarias.