Localizan a un furtivo colocando cepos ilegales en una finca en Bollullos

Esta persona no tenía ningún tipo de autorización para la colocación de estas artes de caza destructivas y no selectivas para la fauna silvestre

La Guardia Civil investiga a un varón por su presunta participación en un delito contra la flora y fauna silvestre, tipificado en el Código Penal vigente en el Artículo 336, por cazar especies cinegéticas sin autorización y utilizando artes destructivas y no selectivas para la fauna.

Esta actuación ha sido llevada a cabo por agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza -Seprona- dentro de las actuaciones que se desarrollan en materia de caza furtiva, cuando tuvieron conocimiento a través del personal de la Guardería de un acotado de caza de Bollullos Par del Condado, de que un vecino del municipio se estaba dedicando a colocar artes de caza masivas y no selectivas (cepos) en una parcela de su propiedad, llegando incluso a localizar un cepo que había sido desactivado para evitar la captura de algún animal.

Por todo ello, el pasado 30 de septiembre, sobre las 6:30 horas, los agentes junto al guarda de caza, realizaron un discreto apostadero en las inmediaciones de la parcela donde se estaban colocando las artes de caza mencionadas, pudiendo observar como una persona que llegó en un turismo, lo estacionó y recogió del terreno un cepo desarmado, disponiéndose a armarlo de nuevo, momento en el que los agentes sorprendieron al varón arrojando éste el cepo al suelo.

El varón no tenía ningún tipo de autorización para la colocación de estas artes de caza. Además tenía otro cepo en su vehículo el cual tenía pensamiento de colocar.

Por todo ello se procedió al decomiso de las citadas artes de caza, quedando intervenidas en dependencias oficiales y a disposición de la Autoridad Judicial correspondiente, procediéndose a la investigación del varón.