Liberan en Aracena un buitre leonado rehabilitado en el CREA

La especie, que está amenazada, es fundamental para el equilibrio de las dehesas en Sierra de Aracena y Picos de Aroche

La Delegación Territorial de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, con la ayuda de voluntarios de la Asociación Lutra, han liberado junto al Castillo de Aracena un buitre leonado (Gyps fulvus) rehabilitado en  la Red de Centros de Recuperación de Especies Amenazadas (CREA).

El ejemplar llegó a las instalaciones veterinarias de La Calatilla, en la Reserva de la Biosfera Marismas del Odiel, con un estado sanitario deficiente procedente del Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche.

El buitre leonado es una especie necógrafa catalogada de interés especial en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas y es muy representativa de la fauna de este espacio protegido de la provincia de Huelva, con un papel fundamental en el equilibrio sanitario de las dehesas y en el bienestar de la ganadería. Se trata del tercer ejemplar liberado en el Parque Natural en lo que va de año. El pasado septiembre, escolares de Cortegana participaron de la puesta en libertad de otro ejemplar que también fue liberado en el CREA.

La actuación, asimismo, se llevó a cabo con el asesoramiento de la Asociación Lutra, que desempeña un papel fundamental en la lucha por la conservación de los valores naturales del Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche con una labor desinteresada. Colabora estrechamente con la dirección del espacio natural en la gestión de fauna protegida, participando y asesorando especialmente en labores de recuperación de fauna salvaje.

Y en junio, agentes de Medio Ambiente lograron rescatar en Cumbres Mayores a un buitre leonado atrapado en el interior de una res de vaca de la que se alimentaba.

Este espacio protegido es un territorio vital  para la conservación de las aves necrófagas en Andalucía. En su importante población destacan los buitres negros y leonados, así como los ejemplares de milanos reales y negros.

Los informes Junta de Andalucía apuntan a que el declive de varias especies de necrófagas se debe fundamentalmente a la acción humana. Entre los factores perjudiciales destacan, además del uso de cebos envenenados, la colisión y electrocución con tendidos eléctricos, las molestias durante la época de reproducción y la pérdida y deterioro de los hábitats favorables a las especies.

La Delegación Territorial de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía en Huelva trabaja para conservación de estas especies de la mano de los ganaderos del ámbito del Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche, que están involucrarlos en la supervivencia de aves en peligro de extinción como el milano real (Milvus milvus), una especie que se encuentra en peligro de extinción.

Fotografía: Javier Vázquez