Vecinos de Cartaya vuelven a mostrar su indignación por el “pésimo” estado de los caminos

Más de una veintena de agricultores, propietarios de fincas y vecinos de casas de campo de la zona conocida como paraje de la Cañada de Mogalla, situada al sureste del término municipal de Cartaya, han vuelto a mostrar su indignación nueve meses después de haber expresado públicamente sus quejas a través de distintos medios de comunicación, así como directamente a varios responsables municipales, por el mal estado en que se encuentran los caminos rurales y vías pecuarias que dan acceso a sus propiedades.

Es por ello por lo que por han vuelto a pedir al Ayuntamiento “soluciones urgentes” para atajar un problema que según ellos “afecta a cerca de cien vecinos”, entre ellos “casi una decena de grandes agricultores”, cuya fruta se ve dañada al ser transportada por estos caminos.

La zona en cuestión se trata de los caminos de La Guijarrosa (Los Brenos) y Mogalla, así como de “toda la circunvalación” que ambas vías conforman. En total, según sus palabras, la situación “afecta a unos ocho kilómetros” de vías rurales.

Los vecinos añaden que el “lamentable” estado de los caminos “supone un peligro para el tráfico rodado” por los “grandes socavones y grietas” que presentan debido a su “abandono” y “falta de mantenimiento”. En este sentido añaden que “los parcheos que se han realizado en los últimos años solo han servido para tirar el dinero porque los caminos cada vez están peor”. Igualmente se quejan de la “suciedad y vegetación acumulada en los arcenes”, que provoca que el agua de lluvia “no corra adecuadamente”, así como que se vean obligados a conducir “esquivando tanto socavones como la vegetación que se mete en los caminos”.

Los vecinos exigen por todo ello al Ayuntamiento de Cartaya el “cumplimiento de sus promesas” ya que “siempre se nos dice que se va a arreglar los caminos, pero nunca lo hacen”.

PLAN INTEGRAL DE ARREGLO DE CAMINOS

Por su parte, el Consistorio cartayero lleva ya varios meses anunciando un plan integral para el arreglo de caminos en la localidad, pero los vecinos ven como llega una nueva campaña agrícola, un nuevo invierno y una nueva temporada de lluvias, y los caminos siguen igual.

En uno de los últimos comunicados que el Ayuntamiento ha hecho públicos sobre este tema, fechado el pasado día 10 de octubre, el Consistorio aseguró que “en un plazo de un mes el Ayuntamiento de Cartaya adjudicará las obras del plan integral de reparación de caminos rurales de la localidad, que supondrá una inversión de 3,72 millones de euros y que permitirá el arreglo integral de la red completa de  caminos rurales de la localidad, que integran cerca de medio centenar de caminos con una extensión de 110 kilómetros”.

Según proseguía el comunicado, la Junta de Gobierno Local dio “luz verde” esa semana “al pliego de adjudicación de las obras, que abre un periodo de un mes para que se produzca dicha adjudicación en función de las ofertas que se presenten, e inmediatamente que esta se produzca, comenzarán los trabajos, que está previsto tengan una duración de entre 8 y 9 meses”.

El Ayuntamiento asegura que el plan incluye “45 proyectos que afectan a otros tantos caminos”.

Añade tu Comentario