Un perro se cuela en el colegio de El Rompido y muerde a un menor de tres años

Un perro se coló este martes en el CEIP Virgen del Carmen, donde mordió a un menor de tres años en la mano derecha, produciéndole una "pequeña laceración entre la tercera y la cuarta articulación y dejándole marcados los colmillos de forma leve"

Un perro de la raza bodeguero se coló este martes a la hora del recreo en el Centro de Educación Infantil y Primaria Virgen del Carmen de El Rompido, donde mordió a un menor de tres años en la mano derecha, produciéndole una «pequeña laceración entre la tercera y la cuarta articulación y dejándole marcados los colmillos de forma leve», así como produjo rasgaduras en el pantalón de otro alumno.

Así lo ha señalado la madre del primero, quien explicó que desde el centro le fue comunicado lo sucedido a las dos de la tarde, cuando fue a recoger a su hijo.

Publicidad.

Igualmente señaló que agentes de la Policía Local de Cartaya se personaron en el colegio tras ser alertados por la dirección del mismo, comprobando que el can «carece de chip y de cualquier otro tipo de registro», por lo que los responsables del Virgen del Carmen procedieron a sacarlo de las instalaciones del centro para dejarlo de nuevo en la calle. No obstante el perro «volvió a entrar, siendo entonces cuando mordió a mi hijo», ha relatado.

Dicha madre acudió posteriormente al centro de salud, donde su hijo fue atendido; así como a interponer una denuncia por los hechos ante la Policía Local de Cartaya, y ha lamentado que «no se haya activado ningún protocolo de actuación para estos casos, ni por parte de la propia Policía Local, ni del Ayuntamiento de Cartaya». «Es más –añadió- desde la Policía Local me dijeron que no podían hacer nada porque no tienen medios para ello». También lamentó que «Cartaya no cuente con una perrera o refugio de animales, donde alojarlos en este tipo de casos».

Por otra parte fuentes de la dirección del CEIP Virgen del Carmen indicaron que ya «ese mismo perro entró en el centro la pasada semana, pero logramos atarlo y sacarlo a la calle».

«Hoy ha vuelto a entrar en el horario del recreo, –prosiguieron- mordiendo a un alumno de forma leve y rasgándole el pantalón a otro, lo cual no hemos comunicado hasta las dos de la tarde a sus padres para no causar alarma.

La dirección del colegio relató que lo primero que se hizo fue capturar y atar al perro, además de llamar a la Policía Local, personándose en el centro una patrulla que, tras comprobar que el perro «carece» de chip «se retiró, dejándolo en las dependencias del colegio». Dada la situación, prosiguió, «lo soltamos en la calle y volvió a entrar, por lo que de nuevo lo atamos y llamamos a la Policía Local, desde donde se nos dijo que no cuentan con ninguna empresa que gestione la recogida del animal, remitiéndonos a que nos pusiésemos en contacto nosotros mismos con una para buscar una solución al problema».

Finalmente, concluyeron las fuentes del centro, «dejamos el perro atado en el colegio y lo volvimos a soltar por la tarde, una vez concluido el horario escolar, así como este miércoles interpondremos la correspondiente denuncia por todo esto ante la Guardia Civil».

CEIP Virgen del carmen de El Rompido