Un encapuchado intenta asaltar un estanco en La Redondela con un arma corta detonadora

Al menos una persona, con la cara cubierta y con un arma corta de fuego, con la que al menos realizó dos disparos, perpetró a primera hora de la noche del pasado miércoles un atraco, en grado de tentativa, en un estanco de La Redondela

Al menos una persona, con la cara cubierta y con un arma corta de fuego, con la que al menos realizó dos disparos, perpetró a primera hora de la noche del pasado miércoles un atraco, en grado de tentativa, en un estanco de La Redondela situado en la confluencia de las calles Reducto y Miguel de Cervantes.

Según fuentes cercanas a la investigación, los hechos se produjeron poco después de las 21.00 horas del miércoles, coincidiendo con la hora de cierre del establecimiento, cuando un varón “posiblemente de nacionalidad española”, de “unos 150 centímetros de altura”, ataviado con “ropas oscuras” y con el rostro “oculto”, irrumpió en el estanco intimidando al propietario con un “arma corta de fuego con la que efectuó al menos un disparo cuando un cliente trató de reducirlo”.

Según las mismas fuentes, el autor del intento del atraco “emprendió la huida en un vehículo pequeño de color gris”, probablemente un “Renault Clio modelo 2007, con un golpe en su lateral del copiloto que abarcaría ambas puertas”.

A la zona se trasladaron varias patrullas de Seguridad Ciudadana, así como fue activada la Policía Judicial de la Guardia Civil, comprobándose la ausencia de personas heridas y que el arma portada por el atracador podría haber sido “simulada” o “solo detonadora”, dado que el disparo “se produjo en el interior del establecimiento, donde no fue hallado ningún impacto de bala”.

Por otra parte, vecinos de la zona consultados por HuelvaCosta.com han afirmado que se trataba de una persona “encapuchada” que entró en el estanco “pidiéndole el dinero de la caja a su propietario”, el cual “se negó”, efectuando el atracador un disparo cuando el responsable del establecimiento “amagó con coger algo para defenderse”.

Fue entonces cuando según los mismos vecinos, entró en el establecimiento un joven de color que reside en La Redondela desde hace bastante tiempo, el cual “intentó reducir” al encapuchado “agarrándolo”, motivo por el cual emprendió la huida del interior del estanco, realizando un nuevo disparo cuando ya estaba en la calle.

Por su parte el responsable del establecimiento, que se ha abstenido de responder a las preguntas de esta redacción, se limitó a confirmar los hechos y a afirmar con rotundidad que, lejos de pasar miedo “me enfrenté a él”.

Añade tu Comentario