Un encapuchado atraca a punta de pistola un salón de juegos en Lepe

¿Quieres ver el vídeo captado por una cámara de seguridad del establecimiento asaltado, en el que se aprecia como el atracador tarda apenas un minuto y medio en cometer el robo?

Un salón de juegos de la avenida de la Arboleda de Lepe ha sido atracado a punta de pistola durante la madrugada de este domingo por un individuo encapuchado, que logró llevarse algo más de 2.000 euros de dinero en efectivo.

Publicidad.

Según han revelado a HuelvaCosta.com fuentes de Lepematic, S.L, empresa propietaria del local, los hechos tuvieron lugar a las 2.28 horas de la madrugada de este domingo en un salón de juegos llamado Vikingos, situado en el número 15 de la avenida La Arboleda de Lepe, cuando el camarero estaba cerrando dicho establecimiento.

En la denuncia interpuesta a la mañana siguiente ante la Guardia Civil de Lepe, a la que ha tenido acceso esta redacción, el encargado del salón de juegos, que responde a las iniciales de J.A.C.E. afirma que un empleado suyo fue objeto de un “robo con violencia e intimidación cometido en el interior del bar”, narrando que “un hombre varón llegó a la hora del cierre y amenazó con una pistola al empleado, llevándose el dinero de la caja registradora, y el que había en el interior de una caja fuerte que se encontraba en el interior del almacén, marchándose posteriormente del local”.

Igualmente señala en la denuncia que, una vez realizado el arqueo de las cajas, “la cantidad que falta es de 2.055 euros, de los cuales 1.000 pertenecen al cambio que deja la empresa recreativa, y los 1.055 restantes a la recaudación del bar”.

Por otra parte, fuentes de le empresa afirman que el camarero se encontraba solo en el momento del cierre en el salón de juegos, así como que el atracador también era una persona sola que “hablaba en perfecto castellano”, y que “esperó el momento en que el empleado salió a la calle para dirigirse a un contenedor a tirar la basura”. Fue entonces cuando “lo encañonó con la pistola y lo obligó a entrar para cometer el robo”.

Las mismas fuentes afirman que, tras comprobar las imágenes captadas por una cámara de seguridad instalada en el interior del establecimiento, las cuales han sido puestas a disposición de la Policía Científica de la Guardia Civil, el atraco fue “muy rápido”, y todo sucedió en “apenas un minuto y treinta y cinco minutos”.

Tras la alerta del empleado, en el establecimiento asaltado se personaron agentes de la Policía Local y la Guardia Civil de Lepe, siendo estos últimos quienes se han hecho cargo de la investigación por mediación de la Policía Científica.

Las fuentes de la empresa consultadas por esta redacción también han asegurado que el atracador “no se llevó más dinero porque cada vez tenemos menos efectivo en nuestros establecimiento precisamente por este tipo de situaciones”.

Momento del asalto a punta de pistola