Tráfico inicia una campaña de control de velocidad en las carreteras de Huelva

El dispositivo se ha iniciado este lunes, 1 de abril, y se extenderá hasta el día 7 del mismo mes, e incidirá especialmente en las carreteras convencionales y vías urbanas

La Dirección General de Tráfico (DGT) ha iniciado este lunes una nueva campaña especial de control de velocidad en las carreteras onubenses, que concluirá el próximo día 7 del mismo mes.

Para ello, está previsto un incremento de los controles en las carreteras de la provincia, así como la utilización del máximo número de medios humanos y materiales disponibles de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, en colaboración con policías locales de varios municipios.

Esta campaña se enmarca en la programación de Campañas y Operaciones Especiales de vigilancia y control para el año 2019, que se va a  llevar a cabo dos meses después de la reducción a 90 Km/h del límite de velocidad en carreteras convencionales. Acciones que la DGT ejecuta sobre seguridad vial, y que tiene por objeto concienciar sobre la peligrosidad del exceso de velocidad en la conducción, así como ejercer una labor preventiva con presencia de patrullas, a la vez que se vigilan y controlan los excesos de velocidad mediante radares fijos, estáticos y móviles.

Durante esta semana se intensificarán los controles de velocidad, especialmente en aquellos tramos de carretera en los que existe mayor siniestralidad debido a infracciones respecto de años anteriores, o bien en aquellos otros cuyo trazado los haga susceptibles de que se produzcan accidentes por circular a velocidad inadecuada.

La última campaña especial de control de velocidad llevada a cabo en entre los días 16 y 22 de abril de 2018, la ATGC controló un total de 4.038 vehículos en la provincia de Huelva, de los cuales fueron denunciados 274 por exceso de velocidad. Asimismo, del total de 60.825 denuncias que se formularon en Huelva en 2018, 31.468 lo fueron por exceso de velocidad, lo que representa más del 50%.

Se estima que si se circulase a la velocidad adecuada se podrían evitar una cuarta parte de los fallecidos en accidentes de circulación, la velocidad inadecuada, según la valoración que realiza el agente en el momento del accidente, estuvo presente en el 20% de los accidentes mortales que se produjeron en nuestra provincia en 2018. Asimismo, hay que tener en cuenta que a partir de 80 km/h es prácticamente imposible que un peatón se salve en un atropello. A una velocidad de 30 kilómetros por hora, el riesgo de muerte del peatón se reduce al 10%.

Consumo y medio ambiente

El exceso de velocidad no sólo incide en la seguridad vial, también tiene una influencia negativa sobre el medio ambiente, la calidad de vida y el consumo de combustible. Dependiendo del tipo de vehículo, el consumo ideal de combustible suele estar entorno a una velocidad de 90 km/h. Si aumenta a 120 km/h, el consumo se incrementa en un 30%.

La velocidad objetivo prioritario para disminuir la siniestralidad

La velocidad, según ha destacado la subdelegada, Manuela Parralo, “ha sido el objetivo prioritario del ejecutivo central, reduciendo a 90 Km/h el límite de velocidad en carreteras convencionales”, una  de las medidas establecidas hace dos meses para reducir la siniestralidad.

La jefa provincial de Tráfico, Cristina Gago, destaca que” la velocidad tiene una influencia directa no sólo en la ocurrencia de los accidentes, sino también en la gravedad de sus consecuencias”.

Guardia Civil de Tráfico

Añade tu Comentario