Subastan 5 inmuebles embargados a ‘narcos’ en Lepe, Ayamonte, Villablanca, Trigueros y Huelva

Una tierra de secano con una edificación no registrada situada en Villablanca es el inmueble que mayor incremento porcentual con respecto al precio de salida ha logrado de toda España, vendiéndose un 450% más en relación al precio inicial, el cual ha quintuplicado: de 12.100 a 66.500 euros

Más de 300 personas han abarrotado la sala madrileña donde la Sociedad Mercantil Estatal de Gestión Inmobiliaria de Patrimonio (Segipsa) ha subastado esta semana 40 lotes de activos procedentes de la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas.

Según ha informado El Confidencial, se subastaron todo tipo de inmuebles decomisados a condenados por tráfico ilícito de drogas y otros delitos relacionados, ya que cuando sus propietarios fueron condenados por la Audiencia Nacional estos 40 inmuebles fueron embargados para saldar sus deudas con el Estado.

Subastas

Ahora, como cada año, han salido a subasta y, según algunos medios de comunicación gallegos como El Faro de Vigo o La Voz de Galicia, entre los bienes embargados se encuentran propiedades del clan del vigués Juan Carlos González Martín, «Culebra», del clan de «Patoco» o del narco Marcial Dorado.

El evento despertó un enorme interés, ya que no solo se ha duplicado el número de lotes subastados hace dos años: de 18 en 2017 a 40 este año, sino que el número de asistentes también se ha multiplicado, y la subasta ha tenido que celebrarse en dos sesiones: de mañana y de tarde, con una duración de seis horas de subasta, frente a apenas una hora que duró la de 2017.

En relación a la provincia de Huelva destaca la subasta de cinco inmuebles, situados en distintas localidades onubense, todas en la Costa Occidental y sus inmediaciones: Ayamonte, Lepe, Huelva, Villablanca y Trigueros.

Llama la atención el lote de Villablanca, una tierra de secano con una edificación no registrada, que ha sido el inmueble que mayor incremento porcentual con respecto al precio de salida ha logrado de toda España, vendiéndose un 450% más en relación al precio inicial, el cual ha quintuplicado: de 12.100 a 66.500 euros.

El resto de inmuebles de la provincia onubense subastados han sido un eucaliptal en Trigueros, cuyo precio se ha incrementado un 4% con respecto al de salida ya que de 34.942 euros pasó a 36.487; una vivienda unifamiliar localizada en Ayamonte, que se vendió a un precio un 29% menor que el de salida -229.000 a 162.000 euros; una tierra de secano con edificación no inscrita en Lepe, cuyo precio se incrementó un 108% con respecto al de salida -de 17.400 a 36.180 euros-; y finalmente un local comercial en la capital provincial, que tuvo un precio de salida de 600.000 euros y que finalmente se quedó sin postor.

En total, el Estado ha conseguido superar sus expectativas de venta ya que inicialmente tenía previsto ingresar al menos 9,6 millones de euros, y ha conseguido 11,6 millones, es decir, un 21% más, logrando ‘colocar’ 36 de los 40 activos subastados.

El perfil de los asistentes ha sido muy variopinto: mujeres y hombres, jóvenes y no tan jóvenes, particulares y empresarios, así como también lo han sido los activos subastados, sus precios y sus ubicaciones: tierras de secano, locales comerciales, viviendas, naves industriales, garajes y trasteros.

Respecto a la ubicación de los inmuebles, la mayoría se encuentran situados en distintos epicentros del tráfico de drogas en España: casi la mitad en Pontevedra, y un tercio entre Málaga y Huelva.

Finalmente destacar que el procedimiento de la subasta ha sido muy parecido a lo que podemos tener en mente de las subastas tradicionales con un mazo y un atril, personas pujando de 2.000 en 2.000 euros a mano alzada y adjudicándose los inmuebles a la de tres, tras el sonido del mazo.

Añade tu Comentario