Rescatan a un hombre que quedó atrapado en el interior de un pozo en Alosno

El hombre se sumergió en el pozo, ubicado en el patio de su propia casa, con ayuda de una cuerda para refrescarse

La Guardia Civil ha rescatado a un hombre que quedó atrapado en el interior de un pozo situado en el patio de su propia vivienda.

Publicidad.

👉 El hombre se sumergió en el pozo, de diez metros de profundidad y ubicado en el patio de su propia casa, con ayuda de una cuerda, para refrescarse, y una vez dentro le fue imposible regresar al exterior. Más información ▶️ https://huelvacosta.com/rescatan-a-un-hombre-que-quedo-atrapado-en-el-interior-de-un-pozo-en-alosno/

Publicada por HuelvaCosta en Martes, 30 de abril de 2019

Según ha informado el Instituto Armado en un comunicado, el dispositivo se desarrolló el pasado domingo, sobre las 17.00 horas, cuando en la Central Operativa de Servicios de la Guardia Civil 062 se tuvo conocimiento que un varón se encontraba en el interior de un pozo en una vivienda de Alosno.

Rápidamente se envió a dicha vivienda a una patrulla de Seguridad Ciudadana que prestaba servicio con motivo de la jornada electoral en la localidad.

A la llegada al lugar se encontraron a un gran número de vecinos en la puerta.

Inmediatamente entraron en el domicilio y se dirigieron al patio, observando un pozo que sobresalía del suelo medio metro, y una cuerda amarrada a un poste de hierro que se adentraba al interior del mismo.

Al asomarse observaron al varón, bastante nervioso, flotando en el agua y agarrado a la cuerda, dándose aviso a los bomberos por la dificultad para poder sacarlo del pozo ya que se encontraba agotado y sin fuerzas.

Pasados unos instantes se observó que el hombre comenzaba a sumergir la cabeza y a tragar agua, haciendo gestos indicando que no aguantaba más.

Antes, los agentes buscaron por el lugar algún objeto que pudiera ayudar al varón a flotar o a sacarlo, optando por pedir a los vecinos que estaban en la puerta una escalera.

Como la escalera no era lo suficientemente larga para apoyarla en el fondo del pozo, los agentes la sujetaron por el último peldaño, indicando a la víctima que la agarrara con fuerza.

Una vez sujeto a la escalera, los agentes con la ayuda de un vecino lo subieron a peso consiguiendo sacarlo del pozo.

La víctima se encontraba muy débil por la lucha de mantenerse a flote y presentaba evidentes síntomas de hipotermia, por lo que se procedió a abrigarlo hasta la llegada de los servicios médicos que lo atendieron y estabilizaron.

Según la Guardia Civil el auxiliado había decidido tomar un baño en el interior del pozo debido a las altas temperaturas, no viendo el peligro que entrañaba sumergirse.

La rápida actuación de los agentes y la colaboración ciudadana, han permitido el rescate con vida.