Punta Umbría enseña a las mujeres a defenderse contra las agresiones

Ocho segundos es el tiempo máximo que para reaccionar ante un agresor tiene una persona si éste logra cortarle la circulación sanguínea hacia la cabeza, y por tanto el riego en el cerebro. Ocho segundos es, por tanto, el tiempo máximo que tiene para zafarse de él, y en el que es básico actuar con rapidez y contundencia.

Esta es la principal filosofía con la que trabajó el pasado fin de semana en Punta Umbría Andrés Toscano, instructor de ‘krav magá’ homologado por el Consejo Superior de Deportes y por la Asociación Española de Defensa Personal Policial, Artes Marciales y Deportes de Contacto, además de entrenador del Centro Onubense de Artes Marciales ‘Wuji’, en el marco de un seminario gratuito de defensa personal gratuito para mujeres organizado por el propio ‘Wuji’, en colaboración con el Ayuntamiento puntaumbrieño.

A la iniciativa, que se desarrolló en el polideportivo Antonio Gil Hernández de la localidad costera, respondieron masivamente más de un centenar de mujeres puntaumbrieñas de todas las edades, desde niñas hasta adultas y mayores, buscando sobre todo “más seguridad” personal y, por tanto, una mayor “autoconfianza” en ellas mismas y “poder ir sin miedo por la calle”, como coincidieron en señalar muchas de ellas a HuelvaCosta.com durante el desarrollo del seminario.

La actividad arrancó con una charla teórica a cargo del propio Toscano, quien explicó a las participantes algunas medidas básicas para una mayor seguridad personal. Tras un pequeño calentamiento, el instructor, apoyado por algunos de los alumnos y alumnas del Centro Onubense de Artes Marciales ‘Wuji’, entró en materia y, de forma muy práctica, fue describiendo a las asistentes algunas de las muchas técnicas y habilidades que pueden poner en práctica para en esos escasos ocho segundos, poder zafarse de un agresor y huir de él.

“Contundencia, rapidez y huir del agresor lo más pronto posible es fundamental” arengaba Toscano continuamente a las alumnas del seminario, que se prolongó por espacio de unas dos horas en el polideportivo puntaumbrieño, cedido por el Ayuntamiento de la localidad para la ocasión.

Las mujeres participantes recibieron formación en autodefensa basada en el ‘krav magá’, un sistema de defensa personal utilizado por el ejército israelí “muy efectivo para casos de agresiones de hombres a mujeres”, señaló el veterano instructor, ya que “tiene como principal objetivo mejorar la defensa contra ataques en las situaciones más verosímiles” y porque “basa su eficiencia sobre todo en la simplicidad”.

Mónica Martín Gil, Guardia Civil de profesión y alumna de Toscano en el ‘Wuji’, defendió el aprendizaje de este tipo de técnicas entre las mujeres ya que “por constitución natural, el hombre suele ser físicamente más fuerte que la mujer, pero si ésta se dota de ciertas técnicas y una buena condición física, es mucho más difícil que sea víctima de una agresión”.

Por todo ello, concluyó Martín, esta formación en autodefensa “nos aporta a las mujeres  especialmente seguridad, autoconfianza y herramientas para poder defendernos”, lo cual en definitiva se traduce en “tranquilidad para poder pasear, correr o andar por cualquier sitio sabiendo que al menos cuentas con lo básico para poder salir de cualquier situación desagradable como una agresión”.

Añade tu Comentario