El Punta del Caimán de Isla Cristina niega las acusaciones realizadas por un equipo de Ceuta


El presidente de la UD Punta del Caimán de Isla Cristina, José Antonio Munell Vélez, ha negado tajantemente las acusaciones realizadas este lunes por la directiva del Goyu Ryu de Ceuta, que denunció públicamente haber sido víctima de insultos racistas y agresiones al final del encuentro que enfrentó a ambos equipos este domingo en la localidad costera onubense.

Los hechos denunciados por el equipo ceutí, y ahora desmentidos por Munell, tuvieron lugar  al término del encuentro disputado entre el Gimnasio Goyu Ryu «B» y la UD Punta del Caimán (Isla Cristina) correspondiente a la 22ª jornada del grupo XIV de Liga Nacional Juvenil que se celebró en el campo isleño Emilio de los Santos ‘El Candel’ y que concluyó con victoria para los onubenses por cinco goles a cero.

Publicidad.

El dirigente punteño ha asegurado en una entrevista a HuelvaCosta.com que le parece “vergonzoso” que desde la entidad ceutí se hayan hecho públicas fotografías de algunos de sus miembros con heridas, y se ha remitido al acta arbitral, que según sus palabras “en ningún momento refleja agresiones por parte de nadie, ni jugadores ni público, del Punta del Caimán hacia ellos” la cual, incidió, “fue firmada por ellos y por nosotros”.

En este sentido Munell ha señalado que “fueron ellos los que vinieron a intentar hacer la guerra, algo en lo que nosotros no caímos” ya que “en ningún momento se les faltó al respeto”, a lo que ha añadido que “solo al final del partido uno de sus jugadores escupió a una señora del público cuya familia saltó al terreno de juego, pero no es verdad que llegase a haber agresión alguna”, lo cual “incluso puede corroborar la Guardia Civil, que estuvo en todo momento en el campo”.

“Es más -ha añadido- todo viene del partido que nosotros jugamos contra ellos en Ceuta, donde algunos jugadores fueron agredidos y colgaron fotos en las redes sociales, aunque nunca llegamos a denunciarlo”. En este sentido también ha precisado que “son muchos los equipos que sí se quejan del trato que en general reciben cuando van a Ceuta”.

José Antonio Munell se mostró finalmente totalmente contrario a cualquier tipo de violencia en el mundo del fútbol ya que según sus palabras “la deportividad es lo que debe prevalecer”.

Según ha informado el medio digital ‘Ceuta Deportiva’ el Goyu Ryu ha denunciado insultos racistas y agresiones de los espectadores a sus jugadores, que obligaron a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado a intervenir pata evitar males mayores.

David Mena, entrenador del Goyu B, explica en dicho diario que “nada más empezar el partido nos dijeron ‘tener cuidadito que estáis jugando en España’. El ambiente era muy hostil y hemos pasado miedo. Ha sido lamentable ver a más de cien aficionados saltar al campo para pegarle a los niños. Ha tenido que intervenir la Guardia Civil, la Policía Nacional y la Policía Local para evitar un problema gordo”.

El equipo ceutí, según este mismo medio, tuvo que abandonar el terreno de juego escoltado por la policía y en el vestuario se comprobó que algunos jugadores tenían arañazos y algún golpe en distintas partes del cuerpo.

Durante el partido el equipo ceutí sufrió dos expulsiones y los hechos han sido denunciados ante la Federación de Fútbol de Ceuta.