Pintores ayamontinos participan en encuentro de pintura al aire libre

060616 CERTAMEN PINTURA AIRE LIBRE AYAMONTE02

 Bajo un sol propio de esta estación del año, con el sonido del agua corriendo entre fuentes y acequias, el bullicio de los turistas que ya han tomado de forma pacífica el solárium y las piscinas, se ha podido recorrer este fin de semana todo un entramado de caballetes, paletas y pintores entregados de lleno a la labor de construcción de una nueva obra que hable del entorno.

En las zonas exteriores y ajardinadas del Hotel Barceló, en la playa ayamontina de Isla Canela, un total de 23 pintores de distintas edades, variada formación y conceptos distintos respecto a la confección de una obra, han participado este año en el VII Encuentro de Pintura al Aire Libre celebrado en dicha instalación hotelera ayamontina.

Los autores se han distribuido por las amplias zonas del recinto. Los hubo escondidos del sol en lugares refrescantes y de tenue luz. Otros en amplias praderas verdes. Algunos defendiendo espacios entre tumbonas y mesas. Los más atrevidos y necesitados de luz y sol se apostaron junto a los rumores del agua y los olores penetrantes de los enormes rosales. Fueron una especie de legión de artistas locales que supieron interpretar como nadie esta luz tan de Sorolla como nuestra.

Como recibiendo al visitante, Pepe Ignacio estudió la composición arquitectónica de la fachada del inmueble. A la sombra y alejados del bullicio, pudo verse la resolución de la obra de una manera asombrosa de la mano de Xavier Morato y Emilio Borrego, que dejaron el sello de su paleta y la visión de sus paisajes urbanos, casi a la par. Un poco más abajo, entre rosales blancos, verdes árboles y azul de agua reflejada en acequias con principio y fin, Rosa Cabalga, Rosa Gómez y Fátima Concepción hicieron hablar a los lienzos a ritmo de pequeñas cascadas. Más al sur, entre el bullicio de los curiosos, se camuflaron de manera poco discreta Rafa Pérez y sus acuarelas paisajistas; José María y sus conceptos claros de las estructuras; Karina Müller, Pilar Humada o Pepe Lazo, contribuyendo todos a la expansión de la flora y la urbe. Pablo Lanuza mostró su didáctica en un cromatismo único. Mati Martín aprendió con cada nueva pincelada. La sabiduría de Juan Galán mostró la grandiosidad simple de la rosa en su tallo. Mientras que Emilio Borrego (hijo), se zambulló en el agua de una fuente necesaria. Bella Martín perfiló las esquinas de cualquier torre.

Finalmente y dispuestos de dos en dos al amparo de las diversas tonalidades que ofrecían las sombras, las siempre enamoradas de las hojas y las flores se recrearon en los verdes y los rojos, se trata sin duda de Gema Cayuela y Mari Bella Mateos. En el patio interior con aires de patio andaluz de un siglo distinto a este, Manoli de Fátima buscó perfilar sus líneas y Pepe Garcés se mostró como el artesano del color liberándolo con entusiasmo en el lienzo. En las afueras, en el frescor de los espacios verdes y a cubierto de la brisa marina, Ángel Cabel y Ela Borrego jugaron con la intensidad del color haciendo grande el propio paisaje.

Un ritmo acelerado para dejar concluida la obra marcó la jornada. Y todo para dar paso a una convivencia final entre los artistas, los admiradores y los curiosos.

060616 CERTAMEN PINTURA AIRE LIBRE AYAMONTE06

060616 CERTAMEN PINTURA AIRE LIBRE AYAMONTE05

060616 CERTAMEN PINTURA AIRE LIBRE AYAMONTE03

060616 CERTAMEN PINTURA AIRE LIBRE AYAMONTE01

Añade tu Comentario