Manuel Ramos Garrido, autor del cartel de la Virgen del mar 2021 en Isla Cristina

El programa festivo se centra este año en cultos y actos culturales, ya que la parte lúdica ha quedado suspendida por la Pandemia, por lo que Isla Cristina se queda por segundo año sin la procession mariana más larga de Andalucía

La Parroquia de la Virgen del Mar de la barriada isleña de la Punta del Caimán ha acogido este pasado fin de semana la presentación del cartel anunciador de las Fiestas en Honor a la Virgen del Mar, Patrona de dicha barriada, obra del isleño Manuel Ramos Garrido, que a su vez es miembro de la junta de gobierno de la Hermandad y que fue presentado por María del Mar Hernández. El acto se llevó a cabo cumpliendo las normas y protocolos de seguridad anticovid-19.

En representación del Ayuntamiento asistió una amplia representación institucional encabezada por el alcalde, Jenaro Orta, acompañado por el presidente del Consejo de Hermandades y secretario de la Hermandad de la Virgen del Mar, Javier Castro, que hizo de mantenedor; la hermana mayor, María Casado y su junta de gobierno; el párroco Héctor Hugo Vasquez; así como representantes de las hermandades de gloria y penitencia; y asociaciones religiosas y parroquiales de la localidad, familiares, amigos y vecinos de la barriada, que no quisieron perderse un momento al que puso la nota musical la artista local Sara Casado.

Publicidad.

Tras el descubrimiento del cartel, el alcalde dirigió unas palabras a los asistentes, no sin antes felicitar al Manuel Ramos por la obra presentada. Como señaló el primer edil «sabemos que las circunstancias no son las que deseamos, y que las fiestas serán de nuevo especiales este año, pero también sabemos que las hermandades y asociaciones no han dejado de trabajar durante estos dos años, y si hay una asociación y una hermandad participativas durante todo el año, sois vosotros”. «Cada fiesta de barriada es distinta, y no por eso una es mejor que otra» dijo Orta, quien explicó que «nos hemos sentado muchas veces para ver cómo podían llevarse a cabo las fiestas con las actuals restricciones que nos impone el covid, pero que no puedan celebrarse como lo hacemos normalmente no significa que no vaya a haber unas fiestas dignas y acordes a las circunstancias, con el empeño y el esfuerzo de todos. Ya se demostró el año pasado, en el que se dio muestra suficiente de que cuando la gente se une, valora y es consciente de los problemas que tenemos, se adapta y sigue adelante».

En este sentido, el alcalde dijo que «si la Virgen no puede recorrer las calles y bendecir las aguas, seremos nosotros los que vayamos a verla, a acompañarla y a participar de los actos y cultos que organice la Hermandad, siempre con responsabilidad y cumpliendo las normas» finalizó Jenaro Orta, que se despidió con unas cariñosas palabras hacia el autor y su cartel, y hacia el nuevo párroco de la feligresía.

«Espero que disfrutemos de estas fiestas, que serán especiales y diferentes, pero preparadas con cariño, y que seamos conscientes de que las limitaciones son las que son, pero que no impedirán de que tanto en esta, como en otras barriadas, se rinda pleitesía y devoción a sus patrones. En nuestras manos está que recuperemos esa normalidad tan ansiada, y que de nuevo volvamos a tener nuestras fiestas tal y como las conocíamos» concluyó el alcalde.