Malestar entre los hoteleros de El Rompido por la retirada de las señales indicadoras de sus establecimientos

Para la restitución de la cartelería el Ayuntamiento de Cartaya pretendió inicialmente que los hoteles firmaran un contrato con una empresa publicitaria que les pedía casi 1.000 euros por cartel y año

La Asociación Provincial de Hoteles de Huelva ha expresado el malestar de los empresarios hoteleros ubicados en Cartaya, especialmente de aquellos cuyas instalaciones se localizan en El Rompido y Nuevo Portil, los cuales han lamentado que el Ayuntamiento ha «arrancado» la señalética de carretera indicadora de sus establecimientos.

Dichas señales de proximidad, asegura la Asociación, «guardaban una uniformidad» y habían sido «autorizadas por el propio Ayuntamiento cuando fueron instaladas», y para su restitución se les exigió inicialmente la firma de un contrato con una empresa de publicidad que les pedía casi 1.000 euros al año por cada una.

No obstante, ante las quejas expresadas por los hosteleros, el Consistorio decidió ayer rectificar y, como también indicaron los empresarios turísticos tras un encuentro este martes con representantes municipales «se comprometió a estudiar la situación» para «restituir sin coste» para los hoteles la señalética retirada.

Al margen de la retirada «sin previo aviso» de las señales, los hoteleros calificaron la medida como «una especie de impuesto revolucionario» que no están dispuestos a pagar, puesto que consideran ese tipo de señalética a pie de carretera como «información útil y de proximidad» de cara a los conductores, y no «publicidad», que «es lo que nos quieren obligar a contratar».

La Asociación Provincial de Hoteles afirmó el lunes que habían sido «arrancadas» todas las señales indicadoras de este tipo que estaban desplegadas a lo largo de los varios kilómetros que ocupa la travesía de la carretera A-5052 -desde Nuevo Portil hasta El Rompido-, así como las que había en la A-5053 -su prolongación hasta Cartaya-.

Hay determinados hoteles, especialmente aquellos que no están tan a la vista, a los que les fueron retiradas «hasta 7 u 8 señales» de este tipo, cuyos directores, tras ser consultados por esta redacción, aseguraron que les resulta «inaceptable» que les obliguen ahora a firmar un contrato publicitario con carácter anual por una cuantía de casi 1.000 euros al año «no por señal, sino incluso por cada una de las caras de la misma, en caso de ser de doble sentido».

Los hoteleros indicaron igualmente que no les valieron las justificaciones que les han trasladado desde el propio Ayuntamiento, que aseguran les explicó que se trata de una medida para «unificar criterios» en cuanto a la señalética en todo el municipio, puesto que «ya la anterior estaba unificada».

También indicaron que, a falta de unos días para la llegada de la Semana Santa «no es esta la mejor forma de trabajar para atraer turistas al destino», así como «tampoco es esta la mejor forma de optar a ser municipio turístico, como pretendemos todos, incluido el Ayuntamiento».

Otros hoteleros consultados por esta redacción señalaron que los carteles retirados «ya los pagamos en su día, en concepto de instalación y bajo los criterios que entonces marcó el Ayuntamiento, pero nunca en concepto de publicidad, y menos con contratos de mil euros al año».

Los responsables de los hoteles y de otros equipamientos turísticos de la zona, como es el caso de los campos de golf, llevaban ya varios días recibiendo las propuestas económicas de la empresa publicitaria que está gestionando la señalética, a una de las cuales tuvo acceso esta redacción. En la misma se les detalla que el precio por cada módulo señalizador, de 150 x 45 centímetros, es de 800 euros al año, a lo que hay que sumar el IVA, así como les indican los «descuentos» a los que pueden acogerse «por cantidad», de un 10% por dos unidades, un 15% por tres, un 20% por cuatro y un 25% por cinco o más unidades contratadas.

La propuesta económica también informa de un «descuento promocional para una contratación antes del 30-04-19: si contratas tres unidades solo se facturan dos», lo cual «no es acumulable al descuento por cantidad».

Por su parte el concejal de Turismo del Ayuntamiento de Cartaya, Bernardo Hurtado, señaló el lunes que esta medida forma parte del «pliego de condiciones que el Ayuntamiento ha sacado recientemente para toda la cartelería del municipio», la cual responde a que la anterior señalética «estaba vieja y no se mantenía», por lo que «se ha adjudicado todo y la empresa adjudicataria lleva unos espacios para publicidad». Hurtado también indicó que la señalética de carretera retirada a la que se refieren los hoteleros «estaba autorizada por la antigua empresa, que realizó los trámites con Fomento».

VALORACIÓN DE LA RECTIFICACIÓN MUNICIPAL

Tras la reunión de este martes, el representante de la Asociación Provincial de Hoteles mostró a esta redacción su satisfacción por la «pronta reacción» del Ayuntamiento «una vez conocida la situación», y porque «nos haya escuchado y rectificado, aunque lo deseable es que no se hubiese llegado a esto y se nos hubiese oído antes, para que las cosas funcionen bien». En este sentido Barba añadió que «ya que se han comprometido, vamos a dar un margen de confianza al Ayuntamiento».

Por su parte algunos de los hoteleros consultados han indicado que en la reunión se puso de manifiesto que la señalética retirada por el Consistorio «no era cartelería publicitaria», sino «señales de aproximación» que no solo son útiles para los clientes de los hoteles, sino también para ambulancias, vehículos de bomberos o fuerzas y cuerpos de seguridad en caso de cualquier situación emergencia en los hoteles, ya que en ellas solo se indicaba con una flecha la dirección y el nombre de cada hotel, «sin ningún contenido publicitario como podrían ser números de teléfono o logotipos».

Aprovechando el encuentro, según ha añadido Barba, los hoteleros de El Rompido y Nuevo Portil han expuesto a los responsables municipales «una serie de cuestiones que es necesario abordar y mejorar», las cuales «ya expusimos el pasado mes de octubre» en otra reunión entre ambas partes, de las que «no hemos tenido una respuesta concreta».

En este sentido precisó que «creemos que ya hemos dado margen de tiempo suficiente, y que por tanto es ahora el momento de retomarlas para buscar soluciones». Dichas cuestiones, añadió, son en algunos casos de competencia municipal, en otros no, y en otros compartida entre varias administraciones, así como que para la resolución de muchas de ellas «estamos dispuestos a aportar soluciones desde el punto de vista de la colaboración público-privada».

Algunas de las señales retiradas
Propuesta económica realizada a uno de los hoteleros para restituir las señales retirtadas

Añade tu Comentario