Los faros de El Rompido a distintas horas del día

Los faros de El Rompido, además de los principales elementos que conforman el patrimonio arquitectónico y natural del término municipal de Cartaya a distintas horas del día, y por tanto con diferentes luces y gamas cromáticas.

Esta es la propuesta que el pintor cartayero Rafael Mateos ofrece hasta el próximo lunes, 20 de agosto, en la sala de exposiciones de la oficina de turismo de El Rompido, sita en la plaza de La Sirena, a través de una muestra integrada por 32 acuarelas de mediano y pequeño formato, la cual puede visitarse de 10.30 a 14.00 horas por las mañanas, y de 18.30 a 22.30 por las tardes.

De esta forma los faros de El Rompido, la torre del convento mercedario de Cartaya, la parroquia de San Pedro Apóstol y el Castillo de los Zúñiga de dicha localidad, las marismas del río Piedras, el pinar, los restos de la antigua almadraba atunera de Nueva Umbría, o las dunas de las playas del municipio, se repiten entre sus motivos una y otra vez, pero cada una desde una perspectiva distinta y con diferentes matices cromáticos por estar realizadas en distintos momentos del día.

Pero si hay algo por lo que Mateos muestra una especial predilección, son los atardeceres para él “únicos” de El Rompido, y sus luces reflejadas en los faros de dicho enclave costero. No en vano son los motivos más repetidos de una muestra cuyas obras surgen, según sus palabras, del “juego de colores” que le permiten realizar los pigmentos de acuarela mezclados con agua, “siempre inspirados en lo que la naturaleza me pone por delante”.

De esta forma, para dar a conocer el patrimonio histórico y natural de la localidad, Mateos ha hecho una invitación “a las numerosas personas que estos días visitan El Rompido” a que visiten su exposición, “para que conozcan un poco mejor a través de mis cuadros las excelencias que ofrece esta localidad”.

Añade tu Comentario