Los cartayeros, entre los que más pagan de la provincia por el sello del coche

En la Costa Occidental Cartaya es el más caro (143,88 euros por un turismo medio), seguido en este orden por Isla Cristina (142,44 euros), Aljaraque (130,93), Ayamonte (125,46), Gibraleón (120,86 euros), Lepe (115,10), Punta Umbría (107,91) y Villablanca (89,55). Se trata de una tasa que depende directamente de los Ayuntamientos

Los vecinos de Cartaya, Lucena del Puerto, Moguer y Huelva capital son los que más pagarán el presente año 2018 de toda la provincia onubense por el Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica (I.V.T.M), más conocido popularmente como sello del coche, una tasa que gestionan y regulan directamente los Ayuntamientos, entidades de las que por tanto depende que los ciudadanos tengan que pagar más o menos.

Por el contrario, los habitantes de localidades como Linares de la Sierra, Paymogo, Cabezas Rubias o El Granado son los que menos tendrán que pagar este ejercicio en concepto de dicha tasa.

Publicidad.

Las diferencias pueden llegar a ser bastante notables, llegando entre los dos casos más extremos a la mitad. Por poner un ejemplo, mientras que un vecino de Cartaya tendrá que pagar por un turismo medio (de entre 12 y 15,99 caballos fiscales) un total de 143,88 euros, otro de Paymogo solo pagará 71,94 euros por el mismo coche (exactamente la mitad).

Las tarifas de todos los municipios de la provincia son públicas y pueden consultarse por tanto en la página web del Servicio de Gestión Tributaria de Huelva (SGTH), donde ya están actualizadas de cara al presente ejercicio 2018. Para conocer cuánto ha de pagar un vecino por el uso de su coche en cada municipio, sólo tiene que seleccionar en la pestaña denominada ‘Calcule la tarifa de su vehículo’ el tipo de vehículo, su número de caballos fiscales y la localidad en cuestión.

CARTAYA EL MÁS CARO DE LA COSTA OCCIDENTAL, Y VILLABLANCA EL MÁS BARATO

Por otra parte, y haciendo una comparativa del importe de esta tasa entre todos los municipios de la Costa Occidental, Cartaya es la localidad donde más se paga, siendo la más barata Villablanca.

Siguiendo con el ejemplo de un turismo medio (de 12 a 15,99 caballos fiscales), el Ayuntamiento de Cartaya obliga a pagar a sus vecinos 143,88 euros al año, mientras que el de Villablanca tan solo les exige 89,55 euros.

Entre los más baratos están Punta Umbría, donde un vecino tiene que pagar por el mismo tipo de vehículo 107,91 euros, seguido de Lepe, donde el propietario del vehículo está obligado a abonar anualmente la cantidad de 115,10 euros. Le siguen por este orden Gibraleón (120,86 euros), Ayamonte (125,46 euros), Aljaraque (130,93 euros), Isla Cristina (142,44 euros), y finalmente el más caro, Cartaya (143,88 euros).

Llama la atención el caso de Cartaya por otra cuestión, y es que en este municipio (al igual que en Lucena del Puerto o Moguer), sus vecinos pagan lo mismo que en la capital provincial, pese a que sus dimensiones y flota de vehículos distan mucho de ser equiparables.