Lepe descubre más de mil formas de escribir sobre ‘Mamá’

Un total de 1.050 autores de todo el planeta envían microrrelatos a un certamen que ha recopilado un centenar de ellos en ‘100 palabras para mamá’, cuya recaudación se destina a Aspandle

Una historia sobre el campo de exterminio nazi de Treblinka, situado a hora y media de la capital de Polonia (Varsovia), centra el microrrelato ganador de «100 palabras para Mamá», una iniciativa cultural impulsada por Santiamén Lepe y la editorial El Libro Feroz centrada en una convocatoria literaria sobre este tipo de textos con los únicos condicionantes de que incluyesen la palabra «Mamá» y de no tener una extensión superior a las cien palabras.

La autora del microrrelato ganador, que lleva el curioso nombre de «7893321», es la madrileña Marta Nuez De La Fuente; recayendo el segundo premio en el también madrileño Pablo López Martín con un texto que lleva por título «Miedicas»; mientras que el tercero ha sido para la mexicana Itzel Sarai Trejo, por «Miedo a la oscuridad».

Gracias a esta iniciativa se ha podido editar un libro que lleva por nombre «100 palabras para Mamá» donde se incluyen cien de los 1.050 microrrelatos recibidos por Santiamén Lepe, procedentes de todos los puntos del planeta.

La publicación ha sido presentada este fin de semana en un acto que tuvo lugar en dicho bar lepero, que contó con la presencia de algunos de los autores de los microrrelatos incluidos en la misma, además de los impulsores de la idea y varios de los colaboradores que la han hecho posible.

Jesús Pino Urreta, de Santiamén Lepe e impulsor de la idea, destacó que este año, en la segunda edición del certamen, «hemos visto desbordadas nuestras mejores previsiones al recibir un total de 1.050 microrrelatos con la palabra «Mamá» procedentes de todos los rincones del planeta». «Hemos obtenido una respuesta desbordante frente al año pasado –prosigue- cuando recibimos 350 microrrelatos».

Para la puesta en marcha del original certamen literario, Santiamén Lepe lanzó la palabra «Mamá» y miles de escritores «nos han mandado sus microrrelatos conteniendo dicho bisílabo y cumpliendo la norma de no superar las 100 palabras en sus textos» explica.

Esta propuesta cultural «que tanta alegrías nos ha dado en tan poco tiempo desde su lanzamiento, y a la que auguramos un largo recorrido», tiene según Pino dos vertientes: en primer lugar literaria, en la que Santiamén Lepe y El Libro Feroz sacan, producen y crean un libro; y en segundo lugar social, ya que «gracias a esta idea, al trabajo de la editorial y a la respuesta de los escritores, hayan sido finalmente incluidos sus microrrelatos, o no, en la recopilación, se hace posible un libro y su posterior venta, cuyos beneficios se destinan a un colectivo benéfico con sede cercana a Lepe, y que este año es la Asociación de Padres de Niños y Adultos con Discapacidad de Lepe -Aspandle-, cuya labor es por todos conocida».

En la presentación de este viernes participaron también algunos de los miembros que han integrado el jurado; así como representantes de Aspandle como entidad solidaria beneficiaria; el pintor ayamontino Juan Galán como creador de la portada de la publicación; Francisca Alfonso como ilustradora de la misma; La Grafiteca de Lepe como diseñadora; y algunos de los autores de los microrrelatos incluidos en la recopilación de la presente edición, que incluso leyeron sus propios textos.

Añade tu Comentario