Las ‘narcolanchas’ que quedaron varadas en la ría de Punta Umbría llevaban 3.800 kilos de hachís

La persecución por una lancha rápida de Vigilancia Aduanera obligó a los cuatro tripulantes e embarrancar las embarcaciones y a arrojarse al agua, siendo detenidos dos de ellos

Un total de 3.500 kilos de hachís repartidos en 106 fardos y dos ‘narcolanchas’ intervenidas, además de dos personas detenidas. Este es el saldo final de la operación que este lunes desarrollaron de forma conjunta el Servicio de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria y la Guardia Civil en aguas de Punta Umbría.

Según ha podido saber ahora esta redacción, el operativo se inició de madrugada, tras ser detectadas dos embarcaciones semirrígidas equipadas con potentes motores entrando por la bocana de la ría de dicha localidad costera.

Publicidad.

Inmediatamente, según han revelado a esta redacción las mismas fuentes, se organizó un operativo conjunto entre ambos cuerpos policiales, que lograron sorprender a los tripulantes de ambas ‘narcolanchas’ gracias a la intervención de una lancha rápida del Servicio de Vigilancia Aduanera.

Tras una breve persecución por la ría, los ocupantes de las dos embarcaciones semirrígidas se vieron obligados a embarrancar en el lodo de las marismas de la Isla de Saltes, justo frente al casco urbano puntaumbrieño, delante de las barriadas 28 de Febrero y el Instituto de Educación Secundaria Saltés.

Una vez en tierra, los cuatro presuntos narcotraficantes se lanzaron al agua intentando huir de los agentes policiales, pudiendo ser detenidos dos de ellos, ambos de nacionalidad marroquí. Los otros dos lograron huir amparados por la oscuridad de la noche.

Tras ser inspeccionada la carga de ambas narcolanchas, que no pudieron ser reflotadas hasta la llegada de la pleamar bien entrada la mañana del lunes, los agentes pudieron comprobar que una de ellas iba completamente vacía, mientras que la segunda llevaba a bordo un total de 3.800 kilos de hachís procedente de Marruecos, repartido en 106 fardos de arpillera.

Ambas embarcaciones y la droga fueron conducidas hasta el puerto de Huelva, y posteriormente junto con los dos detenidos, puestos a disposición judicial.