‘Las Kellys’ de la Costa de Huelva, en pie de guerra por la dignificación de sus trabajos

La buena marcha registrada por el sector turístico en la provincia de Huelva no se está traduciendo en una mejora de las condiciones laborales de sus trabajadores, al menos en el caso de las camareras de piso, el colectivo más numeroso de los hoteles, autodenominadas ‘Las Kellys’, por ser las encargadas de la limpieza de las habitaciones y otros espacios de dichas instalaciones.

En Huelva aseguran ser unas 7.000, la inmensa mayoría de ellas trabajadoras de los hoteles y grandes complejos turísticos ubicados en el litoral, y aseguran haberse hartado ya de ser invisibles para los empresarios. Es por ello por lo que se han unido en el colectivo denominado ‘Unión Kellys Huelva’, mediante el que pretenden dar visibilidad a sus reivindicaciones contra “la precariedad y la explotación” que aseguran vivir a diario desde la reforma laboral.

HuelvaCosta.com ha estado esta semana en una de las reuniones que estas trabajadoras mantienen periódicamente en Ayamonte, y ha hablado con una de sus representantes, Charo de los Ángeles, quien ha narrado las condiciones laborales de estas mujeres, imprescindibles para la calidad, excelencia y buena marcha de los alojamientos turísticos.

Unión Kellys Huelva sostiene que estas trabajadoras se empobrecen en jornadas y salarios muy precarios frente al resto de los empleados de los hoteles, asegurando que “es ilegal pagar por habitación hecha un sueldo que no alcanza ni los dos euros la hora”, así como tener que hacer diariamente unas 25 habitaciones.

Una de sus principales reivindicaciones es que se les equipare el sueldo a la ganancia del establecimiento hotelero, es decir, agregar al salario fijo un extra dependiendo de la temporalidad del año. Además, de subir a la categoría 4 dentro del convenio de hostelería después de haber bajado al 5 años atrás. Las ‘Kellys’ también exigen que se les reconozcan las enfermedades músculo-esqueléticas y respiratorias, así como los cuadros de ansiedad y depresión derivados del “alto nivel de exigencia”. Debido a estas enfermedades pretenden que su jubilación sea a partir de los 58 años, “porque nuestro trabajo es equiparable al de la minería”, y demandan una carga laboral regulada.

La pasada semana estuvieron en el Palacio de la Moncloa, en Madrid, donde mantuvieron un encuentro con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y próximamente mantendrán otro con la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz.

No te pierdas la entrevista que HuelvaCosta.com ha hecho a la representante del colectivo en la Costa Occidental, Charo de los Ángeles.

Añade tu Comentario