La Policía Local de Lepe declara la guerra al “uso indiscriminado” del ‘cañón espantapájaros’

La Policía de Lepe ha declarado la guerra al “uso indiscriminado” del denominado ‘cañón espantapájaros’, un aparato que se usa en agricultura para defender las cosechas de pájaros u otros animales que puedan perjudicar los cultivos.

La Policía de Lepe ha declarado la guerra al “uso indiscriminado” del denominado ‘cañón espantapájaros’, un aparato que se usa en agricultura para defender las cosechas de pájaros u otros animales que puedan perjudicar los cultivos, los cuales ahuyenta por medio de detonaciones cada cierto tiempo.

Fuentes de la Policía Local de Lepe han señalado que dicha medida se adopta “en base a quejas recibidas” y relativas a “ruidos provocados en horario nocturno de los conocidos como ‘cañones espantapájaros’, los cuales “están provocando problemas por el uso indiscriminado de estos dispositivos, menoscabando la pérdida de calidad en el descanso de los vecinos”.

Por todo ello, según prosigue, “en el caso de que continúen las molestias, la Policía Local adoptará las medidas correctoras que procedan por ley”.

Igualmente señala que la iniciativa se pone en marcha “con la intención de mantener la efectividad de los ‘cañones espantapájaros’ y compatibilizar el descanso vecinal”, por lo que “rogamos a los agricultores que en horario nocturno los desactiven.

El cañón espantapájaros es un aparato que funciona con gas propano o butano -el que se usa en todo los hogares-, teniendo según los fabricantes más comunes una intensidad de sonido que puede ser regulada desde los 80 hasta los 120 decibelios.

Dicha herramienta no elimina a los animales, sólo los ahuyenta, efectuando las detonaciones con la frecuencia deseada por el agricultor, desde una vez por minuto, hasta una vez cada hora.

Un ‘cañón espantapájaros puede proteger un área de superficie que oscila entre las 4 y las 5 hectáreas, dependiendo del tipo de cultivo, del terreno y de la orientación del viento.

Cañón espantapájaros

Añade tu Comentario