La Junta refuerza con 125 profesionales los centros de salud de la Costa de cara al verano

En concreto, este operativo también se ha ampliado con re-lación al del año pasado en 22 efectivos más

Dentro del marco del Plan de Verano diseñado por la Junta de Andalucía, este año se ha vuelto a reforzar el dispositivo sanitario en los centros sanitarios de la Costa de Huelva, que se activa en esta época con la finalidad dar una respuesta adecuada al incremento poblacional que se produce en los municipios de esta zona de la provincia durante los meses de verano.

En concreto, según ha indicado el Gobierno andaluz en un comunicado, este operativo, que también se ha ampliado con relación al del año pasado (en 22 efectivos más), está integrado por un total 125 profesionales y se desarrolla en los centros de salud de los núcleos costeros de Ayamonte, El Rompido, La Antilla, Isla Cristina, Punta Umbría, El Portil, Mazagón y Matalascañas, a los que se suma el de El Rocío, que amplían sus plantillas con objeto de ofrecer una asistencia de calidad a residentes y visitantes. La distribución de centros (9) es la misma que en anteriores ediciones.

De los 125 profesionales contratados para este dispositivo, 49 son médicos, 50 enfermeras y 26 personal auxiliar (administrativos y celadores-conductores).

La planificación de la atención sanitaria en verano se basa en la experiencia de años anteriores y el balance de la actividad registrada en cada zona de la comunidad, que muestra un comportamiento diferente en las zonas de interior y las zonas costeras.

Así, en los centros de atención primaria, los recursos se organizan y concentran para dar respuesta a las demandas de los ciudadanos en esta época, prestando especial atención a los movimientos de población hacia las zonas costeras.

Tal y como ha comentado el delegado territorial, “esta planificación permitirá dar respuesta a las demandas asistenciales tanto de los onubenses que se desplazan a zonas costeras como de los ciudadanos que visitan nuestra provincia durante estos meses”. López ha insistido en que “la sanidad pública continuará con su actividad en verano, adaptándose además al incremento poblacional derivado del turismo”. En este sentido, ha insistido en que “quienes desprestigian la imagen del sistema sanitario público andaluz, están dañando la imagen de Huelva y del resto de Andalucía”.

DISPOSITIVO EN LA PROVINCIA

La Junta, a través del Servicio Andaluz de Salud (SAS), contratará a un total de 1.263 profesionales en los centros sanitarios onubenses durante los meses de verano, lo que implica un incremento del 28% respecto a las contrataciones realizadas el año pasado (983). El delegado territorial del ramo, Rafael López, ha dado a conocer estos datos con motivo de la presentación hoy del Plan de Atención Sanitaria en Verano del SAS para 2017 en Huelva, cuyo objetivo es garantizar la calidad asistencial de la ciudadanía onubense y de la población que visita la provincia en este periodo.

Según ha explicado López, “este año se oferta el mayor número de contratos desde el inicio de la crisis económica y, si tenemos en cuenta las cifras previstas para toda Andalucía, supone posiblemente el mayor volumen de empleo sanitario que se genera en los servicios de salud autonómicos en estos meses de verano”.

Estas contrataciones permitirán garantizar la respuesta a la demanda de atención sanitaria en esta época, con especial atención en las zonas costeras que concentran mayor volumen de población a lo largo de las fechas estivales.

Estos nombramientos posibilitarán cubrir a los profesionales de los hospitales y centros de atención primaria necesarios para dar respuesta a la demanda prevista. El coste de los mismos requiere en Huelva una inversión de 7,9 millones de euros, lo que conlleva un aumento de 1,9 millones respecto a 2016 (un 32% más), en el que fue de 6 millones.

En las contrataciones para este año destaca que se duplica la oferta para profesionales médicos en las áreas de Urgencias y se registra también un importante incremento en las jornadas contratadas de médicos de familia en atención primaria respecto a las ofertadas en 2016. Además, un tercio de las contrataciones son para personal de enfermería.

Es necesario resaltar que este año se ha puesto en marcha una estrategia de mejora del empleo temporal, de forma que se han ofertado contratos de mayor duración, fundamentalmente en las categorías con mayor escasez de profesionales. Así, en el caso de los médicos de familia, las ofertas se han lanzado antes que otros años a través de la Bolsa Única del SAS. Además, si fuera necesario por la falta de profesionales disponibles en la Bolsa, también se ha previsto la convocatoria de ofertas específicas.

El objetivo es fidelizar a los médicos que terminan ahora su formación en centros sanitarios andaluces y atraer a profesionales de otras comunidades autónomas que no están inscritos en la Bolsa Única de Andalucía.

La duración de estos nombramientos puede prolongarse hasta 3 ó 4 meses, de forma que la oferta laboral es más atractiva para estos profesionales que están muy demandados en el Sistema Nacional de Salud. Esta misma estrategia se sigue con facultativos de otras especialidades que son necesarios para poder mantener el volumen de actividad previsto durante el periodo estival.

El Plan de Verano se desarrolla entre el 15 de junio y el 30 de septiembre de cada año y su diseño ha estado precedido de un intenso trabajo de planificación y conversaciones con las organizaciones sindicales de la Mesa Sectorial y juntas de personal de los centros. En cualquier caso, el plan se monitoriza y adapta permanentemente para dar respuesta a posibles incrementos de la demanda asistencial.

El objetivo principal es garantizar, en los meses de verano, la asistencia sanitaria que demanda la población. Para ello, todos y cada uno de los centros sanitarios onubenses permanecerán abiertos durante los meses de verano. Así los 3 hospitales públicos y los 125 centros de atención primaria existentes en la provincia, así como los 37 puntos fijos de urgencias de atención primaria y los 8 equipos móviles de urgencias -a los que se suman las dos UVI móviles del 061- atenderán a los usuarios que lo precisen durante los meses de verano y desarrollarán un importante volumen de actividad.

1,5 MILLONES DE ASISTENCIAS SANITARIAS

Según la previsión realizada en función de las asistencias del pasado año, este verano se prevén realizar en los hospitales públicos onubenses alrededor de 3.850 intervenciones quirúrgicas, garantizando y priorizando los procesos urgentes y oncológicos, con una planificación adecuada de los períodos vacacionales de los profesionales de los bloques quirúrgicos y de las unidades de pruebas funcionales, diagnósticas y radiológicas, y garantizando igualmente las consultas externas.

Asimismo, se atenderán 130.000 consultas de especialidades y 134.000 pruebas diagnósticas, sobre la base de las asistencias del pasado año. Además, se prevé asistir 50.000 urgencias hospitalarias. Mientras que los centros de atención primaria registrarán más de 1 millón de consultas y unas 175.000 urgencias. En total, se prevé realizar cerca de 1,5 millones de actos sanitarios en la provincia de Huelva.

PLAN DE ALTAS TEMPERATURAS

Del Plan de Verano forman parte también las actuaciones que se llevan a cabo dentro del Plan Andaluz de Prevención de los Efectos de las Altas Temperaturas sobre la Salud. Esta estrategia tiene como objetivo minimizar las consecuencias que el calor pueda tener sobre los colectivos más vulnerables como son las personas mayores, pacientes crónicos, personas con trastornos mentales graves, menores de cuatro años (especialmente lactantes) y personas que trabajan al sol. También se busca concienciar a personas que practican deporte en las horas más calurosas del día.

Dicho plan preventivo incorpora la vigilancia y seguimiento de la población de riesgo, identificando a las personas en situación vulnerable a las altas temperaturas, y estableciéndose una coordinación efectiva entre las diversas instituciones y organismos implicados (servicios sociales, centros sanitarios, residencias, organizaciones de voluntariado, 112…).

Desde los centros de atención primaria se ofrece información a la población en general y se identifican a aquellos pacientes considerados de riesgo que requieran seguimiento telefónico desde Salud Responde. También se intensifican las visitas domiciliarias a estas personas por parte del personal de enfermería para monitorizar los signos y síntomas relacionados con el calor y se les proporcionan consejos para controlar y minimizar sus efectos.

Las personas catalogadas como población de riesgo son, en su mayoría, mayores de 65 años, pacientes frágiles que viven solos, cuyo estado de salud está debilitado por padecer alguna patología crónica de alta morbilidad (insuficiencia cardiaca, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, demencia, trastorno mental grave, insuficiencia renal, obesidad excesiva, hipertensión arterial o diabetes mellitus) o que tomen un medicamento que pueda influir en la adaptación del organismo al calor (psicotropos, antidepresivos, hipotensores y diuréticos), a lo que se suma en muchos casos que estas personas no disponen de condiciones de habitabilidad adecuadas en sus viviendas para protegerse del calor.

Su seguimiento permite detectar las situaciones y problemas del paciente e interconectar a las enfermeras gestoras de casos, enfermeras de familia y profesionales de Salud Responde, así como poner en marcha los mecanismos de control y actuación necesarios para minimizar los efectos de las altas temperaturas.

Hasta el momento, en la provincia de Huelva se han identificado a 275 personas en situación de vulnerabilidad, cifra que el año pasado al final del verano ascendió a 985.

Presentación del dispositivo

Añade tu Comentario