Juan Antonio Millán disfruta de la rotulación del teatro de Cartaya con su nombre

La nueva nominación de dicho Centro Cultural fue aprobada en el Pleno municipal a finales del pasado mes de enero en el marco de los Honores y Distinciones por la festividad del patrón, San Sebastián

Quien fuera alcalde de Cartaya durante 20 años, el socialista Juan Antonio Millán, ha mostrado su satisfacción tras ser rotulado con su nombre el Centro Cultural de la Villa de dicha localidad, un edificio construido durante sus mandatos y que además del teatro, alberga otras dotaciones culturales municipales, entre las que destaca el archivo y la biblioteca públicos, o las academias de música y artes plásticas del municipio.

El Pleno del Ayuntamiento de Cartaya decidió en sesión extraordinaria, a finales del pasado mes de enero, rotular con su nombre dicho edificio, en el marco de la concesión de Honores y Distinciones del municipio que cada año organiza el Ayuntamiento de la localidad con motivo de la festividad del Patrón, San Sebastián.

Publicidad.

Juan Antonio Millán (Cartaya, 1940), ha dedicado gran parte de su vida a la política, caracterizándose por ser uno de los municipalistas más dinámicos y emblemáticos no sólo de la provincia de Huelva, sino de toda la geografía nacional.

Desde su compromiso de izquierdas se incorporó a la política en Madrid en 1963, de la mano del profesor Enrique Tierno Galván. Durante la Transición se caracterizó por su compromiso con la defensa de la pequeña y mediana empresa, los transportistas autónomos y la economía social, siendo fundador de la Confederación General de la Pequeña y Mediana Empresa del Estado Español -Copyme- y constituyendo en 1977 la Federación Nacional de Asociaciones de Transportistas de España -Fenadismer-, así como en 1985 la Unión de Cooperativas de Transportes -Ucotrans- y la Confederación Empresarial Española de la  Economía Social -CEPES-.

Juan Antonio Millán fue durante 24 años el candidato a la Alcaldía más votado en Cartaya, de los que 20 fue alcalde. Entró en la corporación de dicha localidad en 1987, cuando ganó sus primeras elecciones, aunque por mayoría simple, no entrando a formar parte del equipo de Gobierno. En 1991 cosechó su primera mayoría absoluta, lo que repitió durante los tres siguientes comicios locales. En la legislatura 1999-2003 fue el alcalde con mayor proporción de voto en España en municipios de más de 10.000 habitantes, con un apoyo del 74,45% de los vecinos de Cartaya.

Durante todo ese tiempo, Juan Antonio Millán se caracterizó por ser un alcalde emprendedor y con gran visión de futuro, lo que le llevó a ser, desde principios de los 80, uno de los principales artífices de la política del agua y de la llegada a la provincia de Huelva de los regadíos y de su implantación, con lo que ello ha supuesto a la postre para el desarrollo de la agricultura en toda la provincia, fomentando una nueva cultura en el uso del agua e impulsando y organizando con los agricultores y las comunidades de regantes nuevas obras hidráulicas de carácter provincial. De hecho. Actualmente preside la Comunidad de Regantes del Andévalo Fronterizo, así como la Asociación de Comunidades de Regantes de Huelva (COREHU) y la Asociación de Promotores de Regadíos de Huelva (COPREHU).

También fue artífice e impulsor del actual modelo de contratación circular en origen que garantiza a la provincia de Huelva contar con mano de obra suficiente para atender la demanda de ésta durante las distintas campañas agrícolas.

Entre sus numerosos reconocimientos destaca el I Premio Fresón de Honor (1998) como alcalde ejemplar y permanente defensor de la Fresa de Huelva, concedido por Freshuelva; una Medalla de la Universidad de Huelva (1999) en reconocimiento al decidido apoyo del Ayuntamiento de Cartaya hacia dicha institución; un Premio Trámite Parlamentario y Municipal a la Mejor Iniciativa de Promoción de Empleo (2005), en la categoría de Corporaciones Locales y en el marco de la III Edición de Premios Trámite a las Mejores Iniciativas Políticas; un Premio Ciudadanos (2006) en la categoría Trayectorias y Proyectos Vinculados a Instituciones, concedido por su modelo de contratación en origen y migración circular; la Medalla al Mérito del Transporte Terrestre (2008) concedida por el Ministerio de Fomento; una Naranja de Oro (2009), otorgada por Cajasol por su apoyo constante al sector agrícola onubense, y más concretamente al citrícola; o uno de los cinco galardones ‘El poder de lo local, 40 años de historia’, que otorgó en el año 2019 la Federación Andaluza de Municipios y Provincias -FAMP- en el marco del 40 Aniversario de las primeras elecciones democráticas.