José Antonio Garrido evoluciona favorablemente tras el trasplante de médula ósea

Tras someterse a una operación de trasplante de médula ósea el pasado jueves día 4 de mayo José Antonio Garrido, el pequeño de Gibraléon enfermo de leucemia, evoluciona favorablemente.

Así lo ha hecho saber su madre, Eugenia Casado, quien ha asegurado que la evolución de José Antonio Garrido trascurre con «normalidad». «Aunque los primeros días tras la operación fueron los más duros, durante el fin de semana ha mostrado una evolución positiva», ha afirmado también.

Publicidad.

Tras diagnosticarse su enfermedad durante junio del año pasado, José Antonio recibó la noticia de su trasplante cuando se encontraba en un hospital de Sevilla al que había acudido para una revisión médica en abril.

Como si de su “alma gemela” se tratase, según informaron los médicos, la donación tenía una compatibilidad del 90% con el pequeño.

Su familia, que ha día de hoy continua trabajando para fomentar la concienciación e importancia de las donaciones, ha agradecido en numerosas ocasiones a través de este medio todo el apoyo, ayuda y muestras de afecto recibidas.