Intentan robar en Lepe un coche con una mujer dentro a la que lesionan junto con su marido

Ambos acaban en urgencias de un hospital local con múltiples traumatismos y el autor de los hechos detenido por la Guardia Civil

Es vecina de Galapagar (Madrid) y se considera una auténtica enamorada de las playas de Huelva, en especial de La Antilla, donde veranea desde hace años. Pero la desagradable experiencia que ha sufrido esta misma semana en Lepe está haciendo que se lo cuestione. No es para menos ya que le intentaron robar a plena luz del día un vehículo con su madre de 83 años en el interior, a la que agredieron, al igual que a su padre cuando acudió en defensa de la primera. Ambos acabaron en un hospital, donde fueron atendidos con lesiones de diversa consideración.

Se trata de María Soledad Rivero Jerez (56 años), que el pasado martes, 29 de mayo, interpuso una denuncia por estos hechos en el puesto de la Guardia Civil de Lepe. En la misma, a la que ha tenido acceso HuelvaCosta.com, esta vecina de Madrid relata que siendo las doce del mediodía de esa misma jornada llegó a Lepe con sus padres, aparcando su vehículo en la calle Venida de la Virgen.

Según prosigue, su padre se ausentó del coche unos minutos, permaneciendo ella en los asientos traseros del mismo junto con su madre de 83 años. «Pasados unos minutos desde que se marchara su padre –prosigue- de repente ve como un chico que pasa a la altura del coche se asoma por la ventanilla del conductor y, acto seguido, muy rápidamente, abre la puerta, se sienta en el asiento del conductor, y arranca el coche». Dada la situación su madre intenta agarrar al joven desde detrás, momento en el que María Soledad se baja del vehículo y abre la puerta del conductor desde fuera.

Según prosigue su relato en la denuncia, agarró al joven «para evitar que llegue a marcharse con el coche y con su madre dentro». A continuación llegó al lugar de los hechos su padre, el cual la ayudó a evitar que el joven se marchase, «forcejeando» en esos momentos los tres con el ladrón «sin conseguir sacarlo del coche hasta que llegó la Policía Local», que si lo sacó.

No obstante y en declaraciones a HuelvaCosta.com, la propia Marisol no sale de su asombro al relatar que al autor de los hechos, un «chico de poco más de 20 años», no fue detenido en ese momento por los agentes de la Policía Local, teniendo que hacerlo ya por la tarde la Guardia Civil, una vez ella acudió a interponer la denuncia.

Lo «tuvimos que reconocer a través de unas fotografías mis padres y yo por la tarde», prosigue María Soledad Ramírez, que no entiende cómo personas así pueden estar en la calle: «es un enfermo mental esquizofrénico con trastorno de personalidad muy violento, ¿qué hacen las administraciones?», se cuestiona.

Sus padres tuvieron que ser atendidos de urgencia en un hospital de Lepe. En el caso de su madre por un «traumatismo en hombro derecho por una agresión (patada)», por lo que se le recomendó «reposo en cabestrillo», según el parte de lesiones al que también ha tenido acceso este periódico.

Su padre fue atendido de «múltiples traumatismos en cara, tórax, abdomen y muñeca y rodilla izquierdas por agresión», presentando al igual que su mujer un cuadro de «ansiedad» y recomendándosele «observación domiciliaria e hidratación».

Con cierta resignación, María Soledad Rivero Jerez señala a esta redacción que «somos veraneantes de Madrid, enamorados de Lepe y sus playas porque no hay en España playas como las de Huelva y La Antilla… hasta ahora, claro. Si consienten tener suelto un peligro público como este», para concluir señalando que el único motivo de hacer públicos estos desafortunados hechos no es otro que «no le pase a nadie más».

Añade tu Comentario